12.JUN Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Cheka

La convivencia de diferentes disciplinas en un mismo artista es más habitual de lo que se supone. Hay músicos escritores, pintores poetas, actrices novelistas, directores de cine que realizan performances, cantantes con proyectos literarios. La lista es larga. Sin embargo, es muy difícil encontrar periodistas que ahora se ganen la vida pintando cuerpos desnudos.

Shirley Lenz está delante de personas que no conoce y no siente vergüenza. Lo único que la separa de estar completamente desnuda ante ellos son una trusa y una fina capa de pintura que cubre su cuerpo y engaña la vista. “Cuando yo estoy pintada, te juro que siento que estoy con ropa”, señala. He ahí el secreto.

Egidio Auccahuanque (51) tuvo su primer contacto con un robot a los 5 años, en las chacras de la localidad de San Pedro, en la provincia de Canchis (Cusco). Allí su padre le regaló un pequeño auto de madera que se movía a cuerda.

Para el japonés Kamame Hayashi, padre del popular robot social Pepper, un androide puede despertar la empatía de un ser humano y remediar la soledad. Estas son las bases de su proyecto, que busca ser capaz de cumplir con estos objetivos en los hogares.

El lunes que pasó, Carolina Uechi trabajó y terminó de celebrar su cumpleaños número 34, todo al mismo tiempo. Ella es copropietaria de Kilo Steak House. Un restaurante que tiene pocos meses abierto y donde lo que más destaca, además de la comida, es lo acogedor de sus ambientes.

La cocina es un acto íntimo que, al compartirlo con los demás, le da forma y vida pública a un mundo privado. Eso ocurrió con el chef Flavio Solórzano, quien dirige el restaurante El Señorío de Sulco y tuvo el privilegio de conocer los sabores y secretos de la cocina desde la raíz porque fue alumno de su abuela Julia y de su madre Isabel Álvarez, cultoras del uso de la olla de barro.

Su apellido está íntimamente ligado a la creación. Su tío Mario es una celebridad en el mundo de la fotografía. Por ello, no resulta extraño que Carlos Testino (41) luzca sus dotes gastronómicas e imaginativas desde el 2010 dirigiendo, junto a su socio el también chef Alfredo Aramburú, el restaurante Lima 27, donde cosecha los frutos de la búsqueda culinaria que se inició en cuarto de secundaria, cuando decidió ser cocinero.

De pesadilla gótica del siglo XV a fantasía erótica contemporánea, la temática del terror, tanto en la literatura como en el cine, ha ido transformándose. Un ejemplo es que del tétrico Bela Lugosi –que encarnó a un Drácula en blanco y negro– se ha dado paso a un supercool Edward Cullen, un hematófago adolescente de la saga Crepúsculo que tiene la capacidad de brillar a la luz del sol pese a ser un no-muerto. Los tiempos cambian. Los hijos de las tinieblas ya no son lo que eran.

El docente y escritor español Santiago Posteguillo cuenta en su libro La sangre de los libros (Planeta) que Drácula se iba a llamar El No Muerto o El Conde Wampyr. Esto, ante la imposibilidad que tenía Bram Stoker de viajar a Rumania para recoger datos para la historia de vampiros que quería escribir. Stoker, relata Posteguillo, buscó documentación en distintas bibliotecas británicas sin resultados. Sin embargo, en una de su lugar de veraneo, en Whitby, encontró una mención al significado del nombre Drácula: “En la lengua de Valaquia, quiere decir el demonio”. A partir de allí, reemplazó el título de su novela.

Gerard Manzik (33) y Victoria Hidalgo (33) se casaron en una boda de temática medieval porque sus familiares se opusieron a la temática zombie. Se conocieron en un evento freakie con temática de animes que Gerard organizaba. Él era productor de eventos y locutor de radio, y ella médico nutricionista.

Un día de verano en el balneario de Pimentel en Chiclayo, Víctor Amenero (28) tomó prestada la tabla de surf de su amigo y por primera vez entró al mar con una. Se paró en ella en la primera ola. Lo que puede demorar algunos días o semanas para aprendices de surf él lo hizo solo con la voluntad de quien no cree en imposibles y la pasión de quien lleva años observando, sin atreverse a hacerlo.

Silvia llega al gimnasio y se calza su traje de entrenamiento negro con amarillo. Cerca de ella, su entrenador le da unas indicaciones y comienza su rutina de una hora y media con pesas, la misma que no tiene nada que ver con llegar espléndida al verano 2017. Desde hace tres meses parece que se prepara para participar en una película de ciencia ficción o de sobrevivencia y no es una celebrity, no en el sentido estricto al menos. Sin embargo, algo de eso hay. Es que ella participará este domingo en el Inka Challenge, la primera carrera de obstáculos del Perú, donde la dificultad más grande es vencer tus propios límites.

Muchas chicas sueñan con bailar profesionalmente y no lo hacen. Algunas por falta de disciplina y otras porque no se retan a sí mismas. Para Verónica Álvarez, ninguna de estas dos razones fueron suficientes para no desarrollar una pasión que recorría su cuerpo desde pequeña: bailar. De niña siempre estuvo segura de que sería artista. El patio del colegio San Silvestre, donde estudió e hizo las mejores amigas, fue el primer escenario que albergó sus primeros pasos de baile antes de presentarse en el Teatro Peruano Japonés como parte del elenco del musical de La novicia rebelde en 1997, cuando solo tenía 10 años.

Leonardo Salazar (32) aprendió a caminar por segunda vez a los 24 años. Se rompió el tobillo y tres dedos del pie izquierdo saltando en una rampa con su skate y desde ese momento se demoró seis meses para volver a caminar y ocho para volver al skate.

Roger Alba (20) es el mejor amigo de Witto, un perro mestizo de mediana estatura que solo ha conocido el maltrato antes de ser rescatado de la calle. Todos los días, a la hora que el sol pinta el distrito de La Molina con el color del lomo del león, espera que su dueño arribe a su casa para poder ‘ver’.

El día en que Fernando Moreno (24) tuvo que rendir sus exámenes parciales de la carrera de Comunicaciones se fue a grabar un reportaje televisivo y reprobó todos los cursos y el ciclo universitario. No volvió a pisar la univesidad. Lo habían llamado para hacer una entrevista sobre la actividad que en ese momento era la que más tiempo le ocupaba: dar refugio a animales perdidos. Necesitaba el apoyo de la gente para que los perros que él albergaba no se queden sin hogar por falta de dinero para el alquiler del local. Hoy siente que esa forma de abandonarlo todo valió la pena, aunque muere de ganas por terminar su carrera, y es lo que piensa hacer. “Me habría arrepentido más si hubiera dejado que los perros pierdan su casa y mueran”, dice Moreno.

Vaya uno a saber por qué la geografía o los prejuicios suelen dividir las ciudades en partes ricas y zonas pobres. La regla se repite en Buenos Aires, en Roma o Miami. Y la ciudad de Lima no es la excepción. Hacia el sur se concentran las casas y los balnearios más top y lujosos. Sin embargo, en el distrito de Chorrillos, los habitantes de la zona de Alto Perú, ubicado en las faldas del Morro Solar, parecen estar preparados para dar vuelta a las cosas muy a su manera.

En su primera clase de surf, Jesús Verano (20) se preguntaba si sería más peligroso ser futbolista que ser surfer. Tenía 13 años y, hasta ese momento, su sueño había sido ser jugador de fútbol. En el barrio chorrillano de Alto Perú, conocido en ese entonces por la peligrosidad de sus calles, todos le decían que él sería futbolista y el joven quedaba convencido de ello. Su primera clase concluyó con una revelación, el surf era una pasión escondida en la mente de Jesús Verano, cuyo único acercamiento con el surf, hasta ese entonces, era su apellido premonitorio.

Henry Ueunten (41), profesor del Music College Perú, empezó a leer música a los siete años, pero era una mentira. Su tío, saxofonista en una orquesta, trató de enseñarle la lectura de partituras en su casa frente al piano. En el papel estaban escritas las notas de “El Danubio azul” y Ueunten pensó que esa melodía era muy sencilla para leerla, tocó de oído a la perfección y su tío, con un grito de emoción por escucharlo, marchó por la casa a pregonar que el pequeño Henry había aprendido a leer partituras musicales, sin saber que había escuchado a un niño que usaba su talento natural para la música. “Yo no le quise decir que estaba tocando de oído, lo dejé pensar que leía partituras”, dice Ueunten después de más de 30 años del episodio con el tono de voz de alguien que ha cometido un crimen. Pasaría casi esa misma cantidad de años para que el músico aprenda a leer partituras.

Mientras Gustavo García (39), fundador del Music College Perú, la primera academia en el país dedicada al estudio de la música, me contaba cuán fascinado quedó a los 6 años al ver los videos del grupo Kiss en el programa Disco Club de Gerardo Manuel, y que ello marcó su vida, yo, en ese preciso instante, recordaba que –a esa misma edad– mi hermano mayor y mi primo Dino tomaron mi casa por asalto y la llenaron de posters y de telas negras pintadas de colores neón donde resaltaban los diabólicos personajes del grupo neoyorkino liderado por el bajista Gene Simmons y el guitarrista Paul Stanley.

Atrás quedaron los tiempos en los que los videojuegos eran solo un pasatiempo. Hoy los ‘deportes’ electrónicos son un furor en el mundo, con campeonatos entre jugadores profesionales donde se apuesta algo más que el prestigio. Los más habilidosos compiten cara a cara o de manera virtual por premios millonarios.

En el 2013 el juego para celulares “Squares” llegó a ser el número uno en la lista de apps más descargadas del sistema operativo iOS de Apple en Perú en solo 48 horas, dejando atrás al popular Angry Birds. Detrás de esta hazaña estaban los chicos de Leap Game Studios, una empresa peruana que ha trabajado videojuegos con marcas como Play Station Vita y Play Station 4, juegos para web y para móviles tanto en sistemas Apple como Android.

MANUELCHA PRADO EN “SERENATA A MAMÁ” Manuelcha Prado, la Princesita de Yungay y Nancy Manchego concentran huainos, pasacalles y yaravíes para saludar a mamá en quechua y castellano. Lugar: Auditorio de la Derrama Magisterial en Jesús María Fecha: 5 de mayo Hora: 8 p.m. Entrada: Desde 86 soles

Vivía en una casa de adobe en el distrito de San Martín de Porres, pasó hambre, frío y tuvo que empezar a trabajar a los 10 años para poder pagar sus estudios. Pero, durante ese proceso, la periodista, empresaria y escritora Rocío Oyanguren (46) también aprendió que la pobreza puede ser el principal impulso para armar un proyecto de vida, para decidir qué quieres ser como persona. Sin embargo, nunca se le ocurrió ser mamá hasta que, hace nueve años, su hija Mikela llegó al mundo y le cambió la vida.

Eder Campos (30) comenzó su carrera el 23 de marzo de 1986, la fecha en que nació. Pertenece a la tercera generación de descendientes directos de esa dinastía afroperuana que es Perú Negro. Ronaldo Campos, el fundador de la agrupación, es su abuelo y el hombre que admira desde antes de sus primeros días sobre el escenario.

Del músico Rafael Santa Cruz, su esposo, aprendió a manejar como elemento esencial el respeto a la vida privada de su familia. Con esas palabras, la francesa Julie Guillerot, su viuda, me pide resguardar la intimidad de ella y de sus dos hijos menores.

“Rafael Santa Cruz”:http://peru21.pe/noticias-de-rafael-santa-cruz-77888 fue actor, percusionista, impulsor de la música afroperuana, padre, investigador del cajón peruano y mucho más. Lamentablemente falleció en agosto del 2014, pero sus enseñanzas sobre el arte de tocar el cajón siguen frescas en la mente de todos sus alumnos. Su hijo Jair Santa Cruz fue uno de ellos y, como tal, ha decidido continuar con el legado de su padre.

Arriba de una Honda CG Titan negra, el lunes 25 de febrero de 2013, poco antes de las nueve de la noche, Axel Lucero y un amigo dejaron atrás el barrio El Carmen, en La Plata. Habían salido en una sola moto, pero estaban dispuestos a volver en dos: la otra, la que todavía no tenían, la iba a conseguir Lucero con el arma que llevaba en el bolsillo de su campera. Lucero era un pibe flaco, de sonrisa amplia, mirada pícara y rasgos armónicos: un adolescente que cursaba, lejos de la asistencia perfecta, el octavo grado en el turno nocturno de la Escuela Nº 84. Por el tono cobrizo que barnizaba su tez, su familia y sus amigos le decían “el Negrito”.

Trabajar en tu tiempo libre es una señal de que amas lo que haces. Graciela Mochkofsky, nacida en Neuquén, una provincia en la región patagónica de Argentina, es la directora del Programa de Periodismo en Español en la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY). Mochkofsky está tomando un vuelo desde esa ciudad para llegar a Lima y dar una conferencia de periodismo mientras coordina su check-in y escribe por WhatsApp a un periodista obstinado en Lima que insiste en hacerle una entrevista telefónica antes de que suba al avión.

[Actualización 21/04/2016 11:30 am.]

Es fascinante lo que se vive en la ciudad de Oxapampa (Pasco) entre la última semana de junio y los primeros días de julio. Allí, entre montañas pobladas de vegetación y fundos ganaderos administrados por descendientes de tiroleses, se desarrolla Selvámonos, un festival de música y arte alternativo que ha congregado a más de 35,000 personas en sus siete presentaciones. Teatro, impro, exposiciones audiovisuales y fotográficas, cine, entre otras actividades, se montan sobre un manto verde bañado por ríos y sobre los 1,800 m.s.n.m.

Lionel Igersheim ya habla español perfectamente. Sus ganas de aprender este idioma lo motivaron a salir de Francia hace diez años. No tenía más objetivos que sumar la lengua de Cervantes a su repertorio, en el cual ya se enumeraban el alemán y francés. Estudiaba Administración y Ciencias Políticas, así que aprovechó un intercambio universitario para aterrizar en Lima. Con 22 años jamás imaginó que el viaje le cambiaría la vida. Los seis meses pasaron volando. Lionel tuvo que volver a París para graduarse como licenciado en Administración y Ciencias Políticas. Pero, durante el vuelo, no hacía otra cosa que pensar en Lima, específicamente en Barranco, donde pasó sus días. La escena cultural del distrito lo atrapó e hizo que su regreso a tierras francesas fuera solo un trámite. Su lugar estaba aquí.

Miguel Campos Arredondo (75) recuerda con nostalgia cuando se inscribió como candidato presidencial ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) para los comicios de 1995. En ese entonces representaba a la Alianza Paz y Desarrollo y dice que llegó en hombros y respaldado por casi 300 mil adherentes.

En un mitin realizado en la zona de Cinco Esquinas, en Barrios Altos, Néstor Hidalgo (67) se encuentra frente a frente con su actual jefe desde hace 26 años. En estos momentos, su jefe sigue tratando de lograr ser el presidente del Perú, aunque los números no lo acompañen. El candidato solicitaba un chofer que supiera manejar armas. Néstor ya tenía experiencia en ambas cosas y había sido recomendado por amigos del postulante. Fue en ese contexto donde le presentan al candidato y este, sin mucho que hablar, por el apuro del mitin, alcanzó a decirle que quería verlo en su despacho al día siguiente.

Han pasado más de 40 años desde que Walter recibió su primer producto de la marca Lego. Este consistía en una serie de piezas que juntas formaban una casa. “Me acuerdo que me fascinó la idea de crear la imagen que veía en la caja con mis propias manos usando solo esas pequeñas piezas”, comenta.

Para Gustavo Veliz, las piecitas que decoran su casa no son juguetes: forman parte de un sistema, un todo. Comenzó a armar sus legos a los 9 años y hasta ahora no termina. No hay por qué hacerlo. Colocar las coloridas partes una sobre otra es un gusto que lo atrapa, que lo hace mecer en letargos infinitos. Descubrió en el acto de armar y desarmar la mejor forma de perpetuar su niñez.

Paracas: Puede disfrutar de tardes de pesca, paseos en deslizador por las islas Ballestas viendo a los lobos marinos, o simplemente observando flamencos mientras camina por la orilla de playas perdidas entre las dunas, como La Mina o Mendieta, donde puede acampar. Si parte desde Lima, a la altura del km 244 de la Panamericana Sur, en Pisco, se abre a la derecha una vía asfaltada hacia el balneario. Transporte: Las empresas Soyuz y Cruz del Sur tienen un servicio directo.

En algunas artes marciales lo más importante para demostrar que estás mejorando es derrotar al enemigo que te ponen al frente. Sin embargo, existen artes marciales que rompen con estos estereotipos; por ejemplo, el kendo y el Iaido.

Rudy Gavidia Salazar (26) bailotea alrededor del octágono azul de la Escuela Cristiana de Artes Marciales León de Judá, en el distrito de San Juan de Lurigancho. Pareciera que pretende imitar a su ídolo de las artes marciales mixtas Anderson Silva, flotando como una mariposa, picando como una abeja. De repente, asesta una patada voladora para el lente del fotógrafo. Parece inofensiva, pero no; si le cayera a cualquiera en la cara, es más que seguro que terminaría noqueado. De inmediato, arremete con la rapidez de una boa constrictor y simula atacar a rodillazos a un oponente antes de cuadrarse de nuevo listo para el combate.

A los 22 años a Thalia Talavera le explotó una coctelera en plena faena de bartender. Con la cara y la ropa mojada, continuó en la preparación del caprichoso trago. Era prioridad atender al cliente, olvidar lo sucedido y continuar. Y ese es el espíritu de un bartender. De niña, en casa de Thalia siempre hubo un ritual y lo sigue habiendo hasta hoy, ella siempre creció con la mirada curiosa de una niña que observaba un acto que se repite hasta hoy. A las 12 del mediodía, su abuela, que hoy tiene 94 años, se sienta a tomar un whisky o un pisco sour. Todos los días. En su niñez, Thalia ayudó o hasta preparó, en algunas oportunidades, ese trago que su abuela esperaba para poder sentarse al sofá de su casa, pensar en sus asuntos y no perder la costumbre de años de hacer lo mismo, era una expresión de tradición familiar y, como en todas las ocasiones que algo involucra rituales, nació un sueño, un deseo, una potente curiosidad que se quedó a vivir en la mente de Thalia. Ella empezó a sentir la necesidad de experimentar con la preparación de cocteles. Aún era una niña que cursaba la secundaria.

Sentarse en una barra y conversar con un bartender de día genera una sensación extraña. Es casi como ver a una estrella de rock sin maquillaje, un poco vulnerable y bastante expuesta. Y si en ese espacio se le entrevista, la sensación se potencia. El sitio, en pleno corazón de Miraflores, es el restaurante Ámaz, un lugar donde la inspiración son los insumos amazónicos. El entrevistado es Jordy Villegas Huamán (21) –uno de los nuevos bartenders del movimiento de la coctelería peruana–, quien por estos días concursa en la primera edición del Mixology Challenge Perú, que tiene 20 barras participantes de los principales bares y restaurantes de Lima.

“El gin (Hendrick’s) and tonic es mi pasión, sobre todo servido con pepinos”, me dice, en medio de un mar de botellas, Carlos Arnillas, brand manager de la empresa William Grant & Sons, que representa a las marcas Hendrick’s Gin, Grant’s Blended Scotch Whisky, Drambuie (licor de whisky) y Glenfiddich (whisky de malta).

Este artículo fue originalmente publicado en abril de 2015; pero lo volvemos a compartir este martes por el Día Internacional de la Mujer.

En 1978 se estrenó la primera película de ‘Superman’, el actor Christopher Reeve fue el encargado de interpretar a este superhéroe. Omar López Caravedo recuerda que tenía 4 años cuando fue al cine a ver la cinta que marcó un antes y después en su vida.

Edición Impresa