29.MAY Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Jair Santa Cruz es más que un heredero

Uno de los más grandes percusionistas peruanos, Rafael Santa Cruz, falleció en el 2014, pero dejó un legado que su hijo trata de difundir y mantener.

(Atoq Ramón)
(Atoq Ramón)

Rafael Santa Cruz”:http://peru21.pe/noticias-de-rafael-santa-cruz-77888 fue actor, percusionista, impulsor de la música afroperuana, padre, investigador del cajón peruano y mucho más. Lamentablemente falleció en agosto del 2014, pero sus enseñanzas sobre el arte de tocar el cajón siguen frescas en la mente de todos sus alumnos. Su hijo Jair Santa Cruz fue uno de ellos y, como tal, ha decidido continuar con el legado de su padre.

Rafael Santa Cruz estuvo parcialmente ausente durante la infancia-adolescencia de Jair. “En ese tiempo mi papá estaba en el extranjero y, cuando se quedaba en Lima, tenía que grabar series y novelas”, comenta. A pesar de ello, Rafael se juntaba con sus hijos cada semana y en esos encuentros siempre estaban presentes el cajón y la música afroperuana.

En el 2005 Jair decidió irse al extranjero. Pasó ocho años lejos del Perú, estuvo en Estados Unidos, España y finalmente se quedó en Inglaterra. Pero la comunicación entre él y Rafo, como le dice de cariño Jair a su papá, nunca se perdió. “A veces Rafo venía a Estados Unidos o Europa y se quedaba un tiempo. Si no era así, nos comunicábamos por Skype”, señala.

Jair Santa Cruz confiesa que, durante ese tiempo en el extranjero, se separó de la música. Ya no tocaba el cajón con tanta frecuencia como antes y ni qué decir de las canciones afroperuanas. No obstante, como explica el propio Jair, “el ritmo afroperuano seguía en sus venas”.

Por eso, cuando regresó en el 2013, integró el grupo de su padre, Afroperú. “Fue bien difícil al comienzo, porque tenía que ponerme a la par con los grandes músicos que integraban la agrupación”, refiere.

Después de la muerte de* Rafael Santa Cruz,* Jair tomó la posta en la enseñanza del cajón peruano a niños, a través del proyecto de su padre. También difunde la música afroperuana, aunque manifiesta que hay pocos espacios donde presentarla. Sin embargo, con el tiempo Jair se dio cuenta de algo que lo entristece más. “Que me crucifiquen por lo que voy a decir, pero creo que existe desunión entre las personas afroperuanas”, expresa.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Tags:

Cheka