16.ABR Martes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Mujer.21

Juan Bosco dijo: “De la sana educación de la juventud, depende la felicidad de las naciones”. Y Carol Inga, de 26 años, licenciada en Agronomía de la Universidad Nacional del Centro del Perú en Satipo, es una muestra de que la felicidad de nuestro país está asegurada.

Escondidas, chapadas, mata gente, encantados, mundo, liga y yaxes. Esos eran los juegos de la niña Mávila Huertas . “Era toda una trome. Tuve una niñez muy hermosa”, cuenta mientras recupera esos años.

Son los años 80. Susan no tiene clases en el colegio. Su padre, Henry Bradley, la leyenda del automovilismo en el Perú, tiene una carrera en Cañete y ella, llena de emoción, se dirige a verlo. Este es uno de los mejores recuerdos de la ex corredora de autos y actual representante del Touring para la promoción de la mujer en el deporte automotor.

“Cuando era chiquita decía: ‘Cuando crezca quiero dos cosas: comer lo que yo quiera y vestirme como quiera’”. ¡Y lo logró! Wendy Ramos, a los 50 años, reconoce ser una mujer exitosa porque cumplió todas sus metas.

La actriz Wendy Ramos , de 50 años, aceptó ser Mujer21 esta semana, y nos dejó 10 frases importantes que compartimos con ustedes.

Su niñez en la comunidad nativa asháninka de Cutivireni, en la cuenca del río Ene, en Satipo, la marcó. Se la pasaba jugando a la ‘chapada’ por toda la comunidad, y bañándose desnuda en el río junto a sus amigos.

Gabriela Zavaleta es una arquitecta de 28 años, pero antes que todo es mujer, feminista y lesbiana. Es la presidenta de la asociación civil Más Igualdad Perú. Para ella, estas tres palabras han constituido una parte fundamental en su vida desde que asumió personalmente que le gustaban las mujeres. Tenía 15 años.

Todos buscamos un lugar donde podamos sentirnos protegidos, lejos de cualquier peligro, donde seamos nosotros mismos, donde encontremos la felicidad. Ese sitio para Katy Esquivel se llama YouTube.

María Esther Quintana nació con el deseo de conocer cómo funcionan las cosas a su alrededor. Esa curiosidad fue la base para obtener grandes logros en su vida.

Pilar de la Hoz mezcló los elementos del jazz, las armonías de la bossa nova, le añadió la guitarra criolla, lo sazonó con el cajón, y creó un exquisito jazz con sabor nacional. No en vano la llaman ‘La Primera Dama del Jazz Peruano’.

Sus manos van en busca de una raqueta, su cuerpo se ubica cerca de una mesa, y sus ojos apuntan a la pelota. La velocidad de su juego es increíble y sus movimientos casi perfectos. Mónica Liyau Ho nos demuestra por qué llegó a ser campeona nacional, latinoamericana, sudamericana, bolivariana, y medallista panamericana de tenis de mesa.

Basta ver sus ojos para saber que se trata de una mujer con gran sentido del humor, perseverancia y empatía. La versátil actriz Katia Condos Seoane, de 49 años, estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Lima, pero no terminó la carrera porque se enamoró de la actuación. Esta fructífera relación con el arte la ha llevado por el teatro, el cine y la televisión.

Su dedicación constante fue y sigue siendo como un escudo para luchar contra todo tipo de discriminación, en especial la racial, y puntualmente la que sufren los afroperuanos, de cuya ascendencia se siente orgullosa. “Desde niña fui consciente de mi afrodescendencia. Leía sobre la vida de Martin Luther King, de Malcolm X, declamaba a Victoria Santa Cruz, y Nicomedes Santa Cruz”, dice Sofía Carrillo, activista, licenciada en periodismo con maestría en Gerencia Social, conductora del programa ‘A la cuenta de tres’ de TV Perú y jefa de la Unidad de Fortalecimiento de Políticas Institucionales y de la Unidad de Comunicación y Marketing de INPPARES.

“Las mujeres peruanas somos valientes, honestas, leales y comprometidas. Ser mujer es una ventaja competitiva en el ámbito laboral, por lo menos en el Perú, porque nos valoran más. Somos unas estrellas, pero pocas veces nos damos ese reconocimiento”, analiza la experta en empleabilidad y marketing personal Inés Temple .

Creció rodeada de arte, cultura y sobre todo de nuestra incomparable gastronomía. Su padre, Octavio Hinostroza Figueroa, fue un reconocido cineasta; su madre y su hermano Rodolfo Hinostroza fueron escritores. Pero fue su tía abuela quien la marcó y la influenció para que Gloria Hinostroza se convirtiera en una prestigiosa chef y conocedora de los platos típicos del Perú.

“El medio ambiente no es algo aislado, es algo que podemos integrar en nuestra vida. Por ejemplo, el problema de los huaicos tiene que ver con el medio ambiente. Si hubiera un buen manejo de cuencas. Si se ponen parámetros duros de dónde establecer viviendas. Si no se retiran los bosques que sirven como esponja en la cabecera de las cuencas, se mitigarían los afectos de este fenómeno”, advierte Norma Salinas, doctora en Geografía y Medio Ambiente de la Universidad de Oxford.

“Santa Magdalena Sofía Barat decía: ‘Los maestros no estamos para lavar la ropa limpia. No necesita lavarse. Estamos para lavar la ropa sucia’”, reflexiona Erlita Ojeda, gerenta general y fundadora de la editorial Corefo. Un buen maestro, dice con entusiasmo, debe dedicarse a los que tienen más dificultades en los estudios.

Madre de una pequeña de 11 años, esposa, hija intermedia, catedrática, doctora y magíster en Historia. Licenciada en Arqueología, escritora de dos libros sobre ese tema, y desde hace cerca de tres meses directora general de Museos del Ministerio de Cultura. Todas estas funciones y más cumple Luisa Vetter Parodi.

Giovanna Núñez siempre fue dueña de una hermosa voz sin haber estudiado música como disciplina. Sin embargo, cuando era adolescente, pensaba que para ser una cantante profesional tenía que saber tocar piano desde niña, haber sido admitida en el Conservatorio de Lima y conocer de memoria todos los acordes y notas musicales.

Marisol Martínez escribía cuidadosamente sobre unas cajas los nombres y apellidos que su hijo le iba dictando. A su lado, estaban cinco personas más haciendo lo mismo, con mucho entusiasmo. Nadie se quejaba por el laborioso trabajo en el intenso calor de la ciudad. Minutos más tarde, vimos que el local se iba llenando de cajas con números y nombres.

“El dolor está allí, nadie te lo va a quitar, pero si tú haces obras en nombre de la persona que ya no está, te vas a sentir liberada, con mucha paz interior y con la satisfacción de dar”, reflexiona Consuelo Creamer de Arrieta, presidenta de la Asociación Las Siervas de Nuestra Señora de Fátima-ASIFA, quien, tras perder a su hijo, el mayor FAP Enrique Arrieta Creamer, fundó el albergue para mujeres con cáncer que lleva su nombre.

Artista plástica y deportista. A sus 26 años, Dunia Felices Rojas no se cansa y siempre busca ir por más. Para ella, la perseverancia y el apoyo de su familia son la clave de todos sus logros. Hoy, con varias exposiciones en importantes galerías de Lima y Suiza, nos demuestra que nada es imposible.

Sus padres siempre la incentivaron a ser líder, a creer en ella, vencer las dificultades y prepararse de forma continua. Es por ese respaldo y empuje que la abogada de profesión, Elizabeth Galdo, se convirtió en la cabeza de la Fundación Telefónica.

Dulce, salado, picante. Con alcohol o sin él. Ana María Bugosen puede crear helados increíbles. Es comunicadora social de profesión y una brillante maestra heladera por pasión.

¿Quién imaginaría que la niña traviesa, la adolescente de la urbanización San Antonio en Miraflores; la joven admiradora del ex presidente Velasco que ingresó a la universidad para estudiar Ingeniería Industrial terminaría siendo una de las productoras con más presencia en la televisión peruana?

Sara Castro es payasa, y no solo porque es indiscutiblemente graciosa. Lo es de profesión, oficio y corazón.

“Todo se cura con agua salada: con lágrimas, con sudor o con el mar”, recita la campeona mundial de surf, Sofía Mulánovich, quien toma decisiones importantes luego de domar las rebeldes olas de nuestro mar peruano y de otros mares en el mundo.

Llamar histórico el ascenso de María Hinostroza Pereyra, de 48 años, y Ángela García Estación, de 53, a generalas no es una exageración. Es la primera vez en la historia de la Policía Nacional que dos mujeres ostentan este cargo y ambas consideran que es el reconocimiento a su esfuerzo y a la pasión que tienen por la vida en esa institución, la cual las ha formado con una rigurosa disciplina.

Su nombre es sinónimo de sacrificio, dedicación y pasión. Brissa Málaga es pasión por el mar, las olas y el surf.

Yvonne Frayssinet se transformó de una inocente niña educada en un colegio de monjas a una experimentada actriz que se rebeló ante el sometimiento, el machismo y los prejuicios sociales.