25.FEB Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Mujer.21: Ana María Bugosen, la maestra de los sabores

La heladera y gerente general de la heladería y cafetería 4D, demuestra que con pasión, responsabilidad y dedicación se pueden alcanzar los sueños.

"Yo soy la intermedio de dos hermanos varones y dos mujeres", relató. (Luis Centurión/Perú21)
"Yo soy la intermedio de dos hermanos varones y dos mujeres", relató. (Luis Centurión/Perú21)
Liz Saldaña

Liz Saldaña

@liz_saldaa

Dulce, salado, picante. Con alcohol o sin él. Ana María Bugosen puede crear helados increíbles. Es comunicadora social de profesión y una brillante maestra heladera por pasión.

“Sí se puede hacer helado de todo lo comestible… Nosotros hacemos helados artesanales, que es un producto en el que interviene la mano del hombre, y que utiliza insumos naturales. No lleva saborizantes ni colorantes artificiales. Es pura fruta. Solo posee 8% de grasa y un 25% a 30% de aire”,explica.

Ana María trabajó por muchos años en el mundo textil y automotriz, pero su verdadera pasión era hacer helados. Su padre, hace más de 20 años, se convirtió en uno de los accionistas de la heladería 4D. Entonces ella aprovechó la oportunidad para dedicarse a este frío manjar. “Desde muy niña tuve ese sueño. Moría por el raspadillero, lo veía todos los veranos raspar y poner colorante sobre el hielo. Y ahora me siento realizada, trabajo en la planta de 4D. Tengo mi propio laboratorio, a puerta cerrada, y allí es donde voy creando todas las recetas”, dice.

Pero nada es gratis. Ana María tuvo que enfrentar grandes retos para convertirse en maestra heladera.

“Tuve un montón de problemas cuando estudié la carrera en Europa. Al principio por ser mujer me decían: ‘Qué pesada, ¡Acá todos somos hombres!’, ‘las mujeres no hacen helados’, ¿vas a cargar ese balde de 20 litros de leche? No me hacía problemas y lo hacía”, ríe al recordarlo.

Los 20 años dedicados a la carrera y los más de 600 sabores de helados que ha creado demuestran que logró su objetivo gracias a su perseverancia y a sus ganas de salir adelante.

“La cantidad de sabores que he creado es gracias a mi pasión. Esas ganas de querer ir más allá, y no por lograr algo para ser vista o escuchada. El ser metódica y ordenada es una gran ayuda, una persona que es distraída no puede ser heladera”, dice y recuerda que en casa también existió algo de machismo; sin embargo, rescata las grandes enseñanzas que le dejaron sus padres.

“En casa había machismo. Yo soy la intermedio de dos hermanos varones y dos mujeres. Pero lo importante fue que mis padres nos enseñaron a trabajar, a luchar, a pagar las deudas, a guardar pan para mayo, a vivir el día y compartir con los demás”, reflexiona la gerente general de 4D. Y da un consejo a las mujeres: “Ser siempre autosuficientes e independientes”.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.

Tags:

Mujer.21