24.FEB Sábado, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Michelle Alexander: La contadora de historias

Solo una madre, Mis tres Marías, Valiente Amor, Pulseras Rojas y Mi amor el Wachimán son algunas de las populares novelas de esta incansable mujer.

“¡Mujeres, nunca se den por vencidas y siempre háganse escuchar!”, alienta la productora. (Roberto Cáceres)
“¡Mujeres, nunca se den por vencidas y siempre háganse escuchar!”, alienta la productora. (Roberto Cáceres)
Liz Saldaña

Liz Saldaña

@liz_saldaa

¿Quién imaginaría que la niña traviesa, la adolescente de la urbanización San Antonio en Miraflores; la joven admiradora del ex presidente Velasco que ingresó a la universidad para estudiar Ingeniería Industrial terminaría siendo una de las productoras con más presencia en la televisión peruana?

Quizás ni su padre, el productor de televisión Alberto Alexander, quien le recomendó estudiar cualquier otra carrera menos Ciencias de la Comunicación.

“Estudié Ingeniería Industrial porque cuando salí del colegio había todo un prejuicio sobre la televisión o el cine”, dice Michelle Alexander entre risas. Y dejó la carrera de Ingeniería. Y estudió Comunicaciones. Se inició en la televisión con la famosa novela Carmín como asistente de vestuario. “Hice un pésimo trabajo y me botaron. No me gustaba, no era lo mío. Me gustaban las cámaras, la puesta en escena. Era el perrito faldero de Lucho Llosa (productor). Él fue mi maestro. Es una persona sin ningún egoísmo, y cuando vio que podía despegar sola, me dio la oportunidad de dirigir”, relata.

Dejó la ficción y empezó a dirigir programas de entretenimiento, magazine o espectáculos como El show de July, Beto a saber o Mil disculpas. Hasta que volvió a la ficción y se enamoró.

“Soy feliz porque tengo la productora Del Barrio Producciones, donde puedo hacer las historias que quiero, y gozo de la confianza de un canal. Un productor puede aportar un granito de arena, no educar porque no soy pretenciosa, pero sí aportar para que la gente sea mejor”, reflexiona.

Ve con alegría la evolución de la mujer en la tele, la que fue solo un adorno delante de las pantallas y ahora tiene una fuerte presencia dentro y fuera de ellas. Dice que no hay “desigualdad de honorarios” ni “oportunidades” en la televisión peruana.

Las historias de sus novelas están basadas en la familia y en la vida de la mujer.

“Ser mujer te jala a contar más historias de mujeres. Tengo claro que la mujer y la madre son la raíz de la vida. Al contar la historia de una mujer estás contando la historia de la vida. Aunque a mí lo que me gusta es la temática de la familia y trato de trabajarla en todas mi producciones”.

Si bien en la televisión no hay desigualdad de género, no es lo mismo en nuestra sociedad, por eso Alexander espera que la violencia del hombre contra la mujer desaparezca.

“¡Mujeres, nunca se den por vencidas y siempre háganse escuchar!”, alienta la productora.

Opina

  • “El ser mamá no me ha limitado para desarrollarme profesionalmente. Mis hijos trabajan conmigo: Francisco es el director y Adriana es la productora ejecutiva”.

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.