09.AGO Domingo, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

"No basta con pagar impuestos, hay que ser solidarios"

“Empleamos a la gente por calidad no por caridad”, nos dice Marina Bustamante, empresaria premiada por Conadis por emplear a personas discapacitadas.

Foto: Rodrigo Málaga.
Foto: Rodrigo Málaga.

Marina Bustamante,Empresaria
Autor: Gonzalo Pajares.
gpajares@peru21.com

Marina Bustamante es una empresaria exitosa dentro y fuera de nuestras fronteras. Dueña de Renzo Costa, su marca está presente en Chile, Estados Unidos, Brasil y hasta Argentina, país donde abunda el cuero. A punto de celebrar los 40 años de su empresa –y su tienda número 40– acaba de ser premiada por Conadis (Consejo Nacional para la Integración de la Persona con Discapacidad) por emplear a discapacitados.

Se siente una mujer batalla…
Pese a las circunstancias difíciles de mi época, de mi hogar, de mi origen, de mi condición de mujer en un país machista, pude salir adelante. Me siento una mujer de lucha, una mujer batalla. Incluso hoy sigo batallando.

¿Contra quién batalla hoy?
La vida te va presentando constantes retos, dificultades. Nada está escrito y uno debe hallar las soluciones al momento. No hay un manual para dirigir una empresa. Claro, hay profesionales, pero yo nunca estudié administración o informática o márketing. Yo he tenido la capacidad para armar un equipo muy profesional, y siempre con humildad, pues no me considero lo máximo. La gente de mi generación cree que lo puede todo, que con la experiencia basta… y no es así, también se necesita la ciencia, el conocimiento, la academia.

Es decir, su talento está en ser una buena organizadora y en saber delegar…
Así es. Eso sí, sin ser autoritaria, siendo humilde, sin creerme nunca una superpoderosa. Yo confío mucho en mi gente y le doy todas las herramientas necesarias para que pueda desarrollar todos sus conocimientos dentro de la empresa. Renzo Costa nace como marca en 1973, pero yo ya trabajaba la marca desde 1968.

¿Cuán exitosa se siente?
Los nuevos retos siempre estarán allí. Los empresarios trabajamos siempre con la adrenalina al límite. Tenemos sueños, ilusiones y visiones, pero toda empresa exitosa es dinámica. Por ejemplo, hoy estamos en Chile pero queremos ingresar a otros mercados de la Comunidad Andina y hasta el Brasil.

Renzo Costa empezó con una tienda en el Jr. De la Unión…
Así es, en la galería La Gran Vía. Hoy estamos por abrir nuestra tienda número 40, y el año pasado crecimos 18%. Y si comparamos esta temporada, ya vamos en 17% de crecimiento. Las razones de este crecimiento tienen que ver con la diversificación que le estamos dando a nuestra cartera de productos, no solo en diseño sino también en calidad. A esto hay que sumarle la bonanza Perú, la estabilidad económica y el hecho de que la ‘Marca Perú’ está siendo cada vez más conocida en todo el mundo.

Muchas veces el cuero está asociado a consumidores adultos. ¿Cómo llegan a los jóvenes?
Hicimos un estudio de mercado y este determinó que nuestro público tenía más de 30 años. Entonces, nos planteamos el reto de darles un producto atractivo a los veinteañeros. Ampliamos nuestra gama de colores y productos y, así, ampliamos nuestro público objetivo. El cuero es costoso, pero es accesible y, además, prestigia, da nivel.

¿No ha querido ampliar su línea de negocio?
En el cuero hay mucho camino por recorrer, por investigar. De ser una mediana empresa nos estamos convirtiendo en una grande. Ya llevamos años trabajando en esto. Aún no cotizamos en la bolsa… pero ya pronto lo haremos. Ganas de crecer, sueños, ilusiones y mercados emergentes, tenemos. No nos podemos permitir estancarnos. Hoy han entrado nuevos productos importados, pero en lo nuestro no tenemos competencia, somos los mejores del mundo.

¿Y esta mejora constante la hacen porque son autoexigentes o porque el mercado lo pide?
Somos autoexigentes. A veces nuestros clientes no perciben estos cambios. Y este perfeccionista está internalizado en todos nosotros. Aquí, primero queremos ser buenos; después, los primeros. Además, el 14% de nuestros empleados tiene alguna discapacidad. Conadis acaba de darnos un reconocimiento por esta tarea.

¿Por qué emplean a personas con discapacidad?
Para que haya equilibrio, si una empresa recibe algún beneficio de la sociedad, debe ser agradecida. No basta con pagar impuestos. ¡Dónde queda el compromiso ético! Hay que ser solidarios, ser responsables socialmente. Y acá no hablo de filantropía, de chocolatadas navideñas; felizmente, el tema de la responsabilidad social, el cuidado del medioambiente, el trabajo a discapacitados, etcétera, ya están ingresando en la mentalidad de los empresarios peruanos.

¿Es rentable para una empresa contratar discapacitados?
Seamos sinceros, toda empresa debe ser productiva. Y la experiencia nos ha demostrado que estas personas son eficientes, rápidas, concentradas, es decir, su trabajo es bueno. ¡Por qué no contratarlas! Nosotros no empleamos a la gente por caridad sino por calidad.

AUTOFICHA

- Toda empresa debe ser productiva. Y la experiencia nos ha demostrado que los discapacitados son eficientes, rápidos, concentrados. ¡Por qué no contratarlos!

- Más allá de una satisfacción, contratamos discapacitados con el fin de que otras empresas también lo hagan. Todos podemos ser útiles.

- El año pasado recibí en Nueva York un premio por mi tarea como emprendedora. Estos reconocimientos los recibo a nombre de mi equipo. Él es mi sustento.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.