23.MAY Jueves, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

"Burga debe tener la lucidez para irse"

“El peruano es un hincha del fútbol y no tiene el fútbol que merece. Un día se va a cansar y solo verá la Champions”, revela el catedrático de la Universidad Católica y conocedor del problema de nuestro balompié.

Foto: USI.
Foto: USI.

Autor: Carlos Bernuy Flores.
cbernuy@peru21.com

Tiene una biblioteca a un costado, una sala de estudio enfrente y un espacio para ver televisión a unos metros. Aldo Panfichi me revela cuál es su preferido. “Mi santuario es este, donde veo el fútbol”, dice. Sin embargo, la biblioteca tiene libros sobre el deporte rey y en su estudio hay apuntes sobre los problemas y soluciones a nuestro balompié, que trataremos en esta época de crisis. El sociólogo peruano, catedrático de la Universidad Católica y experto en temas deportivos, vive rodeado de fútbol. Las fotos de su familia complementan su vida.

Quiero ser directo: ¿cuáles son las razones del colapso del fútbol peruano?
Hemos tenido momentos difíciles, pero este es el más crítico de nuestra historia por tres cosas que convergen. Primero, la crisis de resultados: no clasificar a un mundial, no ser competitivos internacionalmente, estar en el sótano junto con Bolivia; todo eso genera una insatisfacción en el hincha. Segundo, está el tema de los principales clubes, que han quebrado. Tercero, están las actividades delictivas como dobles contratos, evasiones tributarias, etc., que incluso han llevado a dirigentes como ‘Pocho’ Alarcón a la cárcel.

Todo eso no terminará si Perú clasifica a un mundial…
No, para nada. El tema es más denso. Los resultados deportivos no vienen solos. Se trata de jugar a dos bandas, es decir, lo futbolístico y un proyecto que tenga infraestructura, soportes. Algo que no signifique ganar tres partidos, sino consolidar una buena campaña. La clave es tener un liderazgo político, un equipo que comande un cambio.

Algo que el doctor Manuel Burga no tiene…
Burga no es un hombre de clubes. Tuvo un proyecto que no es otro que tener sus selecciones y hacer sus Videnas. El presidente de la FPF realiza sus elecciones y contrata entrenadores para que tomen la materia prima y consigan triunfos, pero no se crea material. No se trabaja para que salgan jugadores. Por eso es un plan que no tiene sustento.

Si está demostrado que el plan de Burga no sirve, ¿qué busca quedándose como presidente?
Perpetuarse en el poder buscando una combinación. Burga ha invertido muchos años en el fútbol y quizá ahora aspira a una carrera en la burocracia, y para eso necesita seguir siendo una ficha local de un poder internacional, aguantar lo más posible para saltar a Asunción (sede de la Conmebol) o a Zúrich (sede de la FIFA) importándole poco la legitimidad de su cargo.

¿Entonces la solución sería que Manuel Burga entienda que su continuidad no beneficia al fútbol?
Exacto. Él tiene que pensar –y estoy seguro de que lo está pensando– en que las modificaciones que se puedan haber hecho no han alcanzado. Burga debe comprender que tiene en sus manos el poder de no ser recordado como el dirigente más perdedor, sino como la persona que tuvo la lucidez para dar un paso al costado y generar un gobierno unitario, una especie de mandato de transición.

Hipotéticamente estaríamos hablando de una especie de administración temporal en la FPF.
Se sabe que el gobierno no podría intervenir, aunque eso es mentira, porque, cuando la Sunat e Indecopi intervinieron los clubes, Manuel Burga no dijo nada. El asunto es que la Federación Peruana de Fútbol no tiene problemas económicos, pero lo que sí tendría que pasar es que tenga una gerencia administrativa y financiera que les reste poderes al presidente y vicepresidente, que se revisen mejor los contratos, cosas así. En conjunto, necesitas un liderazgo que recupere la fe del hincha.

¿Las administraciones temporales han sido una solución para los clubes?
Teniendo en cuenta para qué se les dio el poder, me parece que en Alianza Lima ha habido más beneficios que en Universitario de Deportes. En Alianza se saneó gran parte de la economía y en la ‘U’ se siguieron contratando jugadores por 30 mil dólares mensuales. Ahora hay algo claro. El objetivo de las administraciones temporales es estabilizar el club y para ello hay que generar ingresos. Después, hacer crecer al club como producto en lo futbolístico no es su prioridad. Por eso el plan de reestructuración de Alianza Lima es de ocho años. En ellos la inversión no crecerá cada año.

Con ello no se pueden esperar grandes resultados deportivos a nivel internacional…
Es que su misión no es esa. Se podrá mejorar un poco, pero no va a poder contratar grandes jugadores, darles prioridad a las canteras o remodelar infraestructuras. El punto profesional de las administraciones es reestructurar empresas quebradas. Esa es su misión principal.

Un tema aparte es la involución de los hinchas, la violencia que hoy generan…
Muchas veces los barristas ven a sus dirigentes que roban, que hacen trampa y lamentablemente ha habido muertos. Tiene que haber una unidad especial que los controle. Aquí la Policía acompaña a los barristas y les mete palazos o el caballo. En Brasil hay unidades especiales que identifican a los malos hinchas. Hay un Ministerio del Deporte.

Sinceramente, ¿juegas al fútbol como lo hablas?
Ya no (risas). En mis tiempos fui un aguerrido volante de marca.

Eres hincha de Alianza Lima. ¿Cómo ves al equipo?
El equipo anda bien. Todo ha sido un proceso y vamos paso a paso.

AUTOFICHA

- “Apoyé a la Administración Temporal de Alianza Lima como consultor deportivo. La idea fue formar un equipo que defienda bien y que no lo “pasen por encima”. He realizado estudios sobre el fútbol y consultorías que muestren los graves problemas que estamos atravesando”.

- “Participé en un conversatorio en Brasil sobre la violencia de los hinchas previo al inicio del Mundial 2014. Tengo un doctorado que cursé en Nueva York y cuento con estudios de inglés en Estados Unidos además de ser catedrático de la Universidad Católica”.

- “En mi opinión, el fútbol actual ha reemplazado a las guerras en el sentido de la competencia. Por ello, los peruanos no nos sentiremos contentos si mejoramos económicamente pero seguimos perdiendo a nivel futbolístico. Ese es el sentir de los hinchas peruanos”.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.