21.NOV Miércoles, 2018
Lima
Última actualización 11:54 am
Clasificados
Opinión

“La ingenua ministra es muy de San Isidro, sin calle, impuesta por Zavala. Encima, el genio de PPK deja en off-side a Martens y Basombrío. Ya los radicales olieron un gobierno débil”.

Toda esta atomización sindical del magisterio público tiene un santo remedio, que desde las épocas de Correo reclamábamos: un maestro, un voto. Que se acabe este sistema de “delegados”, que tanto amañan las elecciones en el Sutep (y también en la CGTP, Construcción Civil, etc.). Que la ONPE supervise cada elección –nacional y regional– magisterial, donde el voto secreto determine democráticamente los dirigentes, sin participación de los senderoides. Allí veremos si Patria Roja, Puka Llacta o cuál de esas yerbas coloradas es la que representa a los profesores. Y, no menos, así también se dirimirá el futuro de la codiciada Derrama Magisterial.

Sobre esta huelga, me comentaba un muy enterado: “Un 20% de los profesores no pasó el examen, que encima tan fácil era. Estás hablando de 50 mil profesores asustados e inconformes, que temen perder el puesto porque el seso y el conocimiento no les acompañan. Esos 50 mil se han organizado bajo los radicales para tirarse abajo los exámenes, cosa que no incomoda a los 300 mil maestros públicos restantes, a los que no les molestaría nada volver al mullido sistema anterior de estabilidad laboral absoluta y ascensos por edad. Unos chillan y los otros callan y ninguno trabaja mientras no se les descuente. Súmale a eso un pésimo manejo de la crisis por parte del ministerio: no hubo nunca comité permanente de crisis. Se envió al viceministro Zilberman a negociar con la facción disidente cusqueña y se negoció además con Conare, lo que quebró al Sutep central. La ingenua ministra es muy de San Isidro, sin calle, impuesta por Zavala. Encima, el genio de PPK deja en off-side a Martens y Basombrío. Ya los radicales olieron un gobierno débil. Y la educación pública volvió a perder el poco respeto ganado. Todo un desastre”.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.