29.MAY Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Chile intenta desconocer competencia de la Corte

“Quien habla al final no necesariamente tiene la última palabra”, sostiene Allan Wagner.

Fin de la fase oral. El presidente de Chile, Sebastián Piñera, siguió la exposición de su equipo.
Fin de la fase oral. El presidente de Chile, Sebastián Piñera, siguió la exposición de su equipo.

Chile no utilizó todo el tiempo asignado para exponer sus alegatos, y tampoco probó que la Declaración de Santiago es un tratado de límites marítimos. Lo que sí pretendió, al final de la jornada, fue poner en duda la existencia del Punto Concordia, establecido claramente en el Tratado de 1929, para decirle a la Corte Internacional de Justicia de La Haya que no tiene competencia para ocuparse de la frontera terrestre.

El jurista francés Jan Paulsson acusó a la defensa peruana de intentar “trivializar” y “banalizar” la construcción de los faros al lado del Hito 1 –que, a decir de Chile, “es una prueba que deja clara la frontera marítima”–, y expresó que si tuviera que dar cuenta de la postura del Perú vía Twitter, diría: “Esta corte no necesita ni puede ocuparse de la frontera terrestre” porque no tiene jurisdicción para establecer el punto donde la frontera terrestre llega al mar.

Como se ha informado, el Perú le ha solicitado al tribunal que fije la frontera marítima trazando una línea bisectriz que parta del Punto Concordia, que es el punto final de la frontera terrestre, tal cual lo estipula el Tratado de 1929. Lo extraño es que Paulsson ha dicho que “si el Punto Concordia existiera, no sería medible pues la costa del mar cambia”.

Pierre-Marie Dupuy, encargado de responder la pregunta del juez Mohamed Benounna respecto de si Chile y Perú podían, en 1952, proclamar y delimitar una zona marítima de soberanía y jurisdicción conforme al derecho internacional general, dijo simplemente que “la Declaración de Santiago aparece como el primer manifiesto de una reivindicación política, económica y medioambiental”, y lo que buscaba era “la afirmación de la solidaridad regional con el fin de promover, en una nueva visión, el derecho del mar” frente a la depredación de recursos naturales.

ÚLTIMA PALABRA
Al término de las exposiciones de Chile, el agente peruano Allan Wagner remarcó que “quien habla al final no necesariamente tiene la última palabra. La última palabra la tiene la Corte”, y agregó que se debe esperar los resultados “con tranquilidad”.

El excanciller aseguró que la posición del Perú se mantiene “incólume” pues Chile no ha logrado probar la existencia de un tratado de límites marítimo ni ha presentado argumentos sólidos para negarle al Perú el derecho de soberanía sobre el triángulo exterior.

Wagner afirmó que confía en que la Corte Internacional de Justicia fijará la frontera desde el Punto Concordia para lograr un resultado equitativo.

TENGA EN CUENTA

- El agente chileno Alberto van Klaveren manifestó que la Corte no tiene que establecer el límite marítimo y que cambiar la frontera generaría “graves consecuencias”.

- La defensa chilena reclamó la participación de Ecuador e insistió en que las “prácticas” prueban que hay un límite.

- El canciller Rafael Roncagliolo expresó su disposición a retomar la agenda bilateral con Chile.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.