24.ABR Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

El año de los realitys

El 2013 fue un año en el que predominaron realitys para todos los gustos: De competencia, baile, imitación y canto. Algunos programas obtuvieron altas de cifras de rating y otros fueron muy criticados por la teleaudiencia.

La Voz Perú. (USI)
La Voz Perú. (USI)

LA VOZ PERÚ
Este reality de canto logró cautivar al público sin apelar a las peleas y a la vida privada de los concursantes. También destacó la presencia de cantantes internacionales entre los coach, tales como ‘El Puma’, Kalimba y Jerry Rivera que se sumaron a la experiencia de Eva Ayllón.

EL GRAN SHOW
Después de seis años, el reality de baile llegó a su fin con un rating que dejó satisfecha a su conductora Gisela Valcárcel. Sin embargo, el programa de América TV dejó el liderazgo de los sábados tras caer en sintonía a cuasa del buen rating de El valor de la verdad.

PERÚ TIENE TALENTO
Este reality mostraba los diferentes talentos de los participantes. Conocimos bailarines, cantantes, acróbatas, pintores y nuevos artistas que desfilaron frente al jurado conformado por Cecilia Bracamonte, Carlos Galdós, Almendra Gomelsky y Beto Ortiz.

YO SOY
A pesar que compitió con grandes producciones como Al fondo hay sitio y Mi amor, el wachimán, el reality de Frecuencia Latina mantuvo el interés del público gracias al talento de sus concursantes, quienes sorprendieron con sus imitaciones de famosos cantantes.

TU CARA ME SUENA
Aquí nuestros artistas caracterizan a famosas estrellas internacionales. Érika Villalobos, Leslie Shaw, Jean Paul Strauss, Julio Andrade, Katy Jara, Elena Romero, Christopher Gianotti y Antonio Pavón compiten cada domingo por ser el mejor imitador.

COMBATE Y ¡ESTO ES GUERRA!
Las críticas por la sobreexposición de los romances, las peleas y la poca cultura de sus integrantes no han hecho mella en el rating de los realitys juveniles. Pero, ¿por qué siguen teniendo éxito de audiencia? El sociólogo Federico Tong nos da su punto de vista: “Para la masa juvenil estos programas dejaron de ser solo concursos. Es un paquete que noveliza, narra y dramatiza situaciones cotidianas. Su intención no es educar ni construir valores. Hay que tomarlo de esa manera… Depende mucho de las familias hasta qué punto les permiten a sus hijos ingresar al mundo de estos realitys”.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.