12.ABR Viernes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Crece escándalo por seguridad policial a Óscar López Meneses

Gobierno hace deslinde, pero no aclara quién dio la orden para asignar contingente de efectivos a viviendas del exoperador de Vladimiro Montesinos.

No pedí nada. En declaraciones a IDL Reporteros, López Meneses negó haber pedido protección policial para su vivienda. (USI)
No pedí nada. En declaraciones a IDL Reporteros, López Meneses negó haber pedido protección policial para su vivienda. (USI)

La historia del escandaloso resguardo policial a la vivienda del operador del exasesor Vladimiro Montesinos, Óscar López Meneses, y a la residencia de su padre, en Santiago de Surco, no terminó con la destitución de los seis altos oficiales de la Policía Nacional, incluido el jefe de la Sétima Región Policial Lima, general Luis Praeli.

Según el memorándum múltiple N° 326 del 28 de mayo del 2012, de la Región Policial Lima, al que Perú21 tuvo acceso, el entonces general PNP Aldo Miranda ordenó instalar un puesto fijo de seguridad a una supuesta vivienda del jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CC.FF.AA.), almirante José Cueto, pero con la dirección de López Meneses.

Sin embargo, si bien ni Cueto ni sus familiares viven en esa calle de Surco, altas fuentes policiales aseguran que en un condominio de esa calle sí vive una persona allegada al jefe del Comando Conjunto. Según uno de los oficiales relevados, Cueto lo llamó para coordinar la seguridad en esa zona. Por ello, incluso, habría pedido que se le levante el secreto de las comunicaciones.

El 15 de agosto de este año, el director general de la Policía, Jorge Flores Goicochea, ordena (y corrige) mediante una orden telefónica N° 8134-2013-DG-PNP-CEOPOL-P1 que se custodie la casa del almirante Cueto, pero la ubicada en San Borja.

Lo que termina por enredar la explicación de quién –desde arriba– dio la orden para custodiar, desde mayo de 2012 hasta ayer, la calle donde sí vive López Meneses.

Anoche, el programa Mira quien habla, de Willax TV, informó que existió una relación entre López Meneses y el presidente Ollanta Humala que data del 2006, cuando el entonces empresario Augusto Vega Rioja, conocido como ‘Vega Veguita’, tuvo que visitar al brazo derecho de Montesinos, en el penal San Jorge, para coordinar una candidatura al Congreso por Unión Por el Perú, que en ese entonces era la plataforma de Humala.

Según la entrevista que diera Vega al programa en esa época, López Meneses se presentó como el asesor y coordinador directo de la lista congresal de Ollanta Humala.

Se especuló que otro elemento que revelaría la supuesta cercanía del presidente Humala con el brazo derecho de Montesinos es la amistad de este último con su asesor para temas de Defensa, Adrián Villafuerte, vinculado también a la red de corrupción del fujimontesinismo de los 90.

Pero este dijo el miércoles que “no conozco a López Meneses y no he tenido ningún tipo de relación con él”, y alegó que tampoco se reunió con él en un restaurante.

El asesor, también acusado de orquestar una red de espionaje e interceptación telefónica a periodistas y políticos opositores al actual régimen, agregó que es “respetuoso de la democracia” y que le indigna que lo relacionen con hechos antidemocráticos.

GRAVE DENUNCIA
Willax TV puso al descubierto la escandalosa custodia policial asignada a dos casas de Surco: una dotación de más de ocho vehículos policiales, una tanqueta y una veintena de efectivos de diferentes unidades operativas ubicadas frente a la vivienda de López Meneses, en la calle Batallón Libres de Trujillo N° 209, y otra similar apostada en la puerta de la calle Alfredo Novoa N° 113 (de su padre).

El automóvil del exsuegro del operador montesinista, Víctor Malca Villanueva –prófugo de la justicia–, siempre estaba estacionado en la puerta, y el padre de López Meneses se daba el trabajo de asistir con comida a los custodios.

Durante el seguimiento periodístico de Willax TV, los agentes del Escuadrón de Emergencia, UDEX y SUAT confirmaron que estaban obligados a resguardar esa casa porque allí vivía el jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CC.FF.AA.), José Cueto Aservi.

Sin embargo, fuentes cercanas al almirante Cueto confirmaron que él vive desde el 2000 en San Borja y que, incluso, está indignado con que lo vinculen con este caso.

Aseguran que, después de la ‘Operación Camaleón’ (donde murieron el ‘camarada Alipio’ y el menor del clan narcoterrorista Quispe Palomino), la Policía le puso un patrullero de vigilancia por su condición de jefe de las FFAA y porque había empezado a recibir amenazas para él y su familia.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.