26.SEP Sábado, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Sueños enterrados

Hurtado y Zambrano marcaron para la bicolor. Rondón, González y Otero lo hicieron para los locales.

FUERA DE CARRERA. El gol de Hurtado despertó la ilusión del país. Pero todo se derrumbó porque Venezuela fue más que Perú. (AP)
FUERA DE CARRERA. El gol de Hurtado despertó la ilusión del país. Pero todo se derrumbó porque Venezuela fue más que Perú. (AP)

Carlos Bernuy Flores
Enviado especial

PUERTO LA CRUZ.– A Perú lo enterraron a las 9:00 p.m. (hora local). Causa del deceso: falta de aire en el pulmón eliminatorio. Y lo enterraron aquí, en el Cementerio Paraíso de Puerto La Cruz. Y en su epitafio escribieron: Aquí yace una selección a la que amor no le faltó en el tiempo que vivió. Aquí descansa el equipo que encontró cómo jugar de visitante cuando ya la presión no era constante. Aquí yace la blanquirroja, pasión de los de corazón peruano que lloran su partida con el alma malherida. Luego los rezos, la tierra que cubre el cajón. Perú cayó anoche 3-2 con Venezuela y acabó sin gloria la eliminatoria.

Acabó cuando al fin Markarián había acertado medianamente con las variantes. Paolo Hurtado aceleró por la derecha, pero Carrillo se estacionó con apatía por la izquierda. Lobatón y Retamoso trajinaron y sudaron, pero Cruzado limitó su aporte. Atrás, Vargas cumplió como lateral, y por la derecha sufrimos tanto con Herrera como con Advíncula, aunque Zambrano demostró que tenemos zaguero para rato y Fernández no titubeó.

El veloz Orozco complicó más que un intermitente Juan Arango, Rondón fue un dolor de cabeza, y Álex González causó estragos por izquierda. Farías quería ganar con fútbol, y eso pusieron Rondón, con un cabezazo desviado a los 8’, y Josef Martínez, a los 16’.

Perú esperaba que Pizarro la aguantara, pero no tenía nada que aguantar. Hasta que, a los 19’, al fin la pelota fue nuestra y Paolo Hurtado encontró una brecha por derecha y convirtió. Ventaja que casi se amplía a los 22’, pero el ‘Bombardero’ falló.

Porque si a los 31’ ‘Superman’ salvó ante Martínez, a los 35’ nada pudo hacer ante Salomón Rondón, quien metió el típico puntazo de barrio.

LA MANO ENEMIGA
En el entretiempo, el conocido Llorarás de Oscar D’León, sonó en los parlantes, y era verdad: íbamos a llorar. Martínez era una pesadilla y Retamoso empezaba a rogar ayuda en la marca. A los 50’ y 52’, Fernández debió salvar ante el ‘Maestrico’ González, pero una tonta mano de Zambrano generó un penal que el mismo González transformó en gol a los 61’.

Entraron Guerrero y Ramírez, pero la lucha se hacía cada vez más difícil. Arango estrelló un tiro en el poste y, luego, Carrillo se ganó las puteadas del ‘Depredador’ cuando se metió una loca carrera que terminó en nada. Llegó el tercer gol, obra de Otero tras genial jugada de Orozco. El tiempo se consumió y nos consumió la vida.

Ganó Venezuela y Perú se despidió. Ven a Puerto La Cruz si quieres ver la tumba de un equipo que alguna vez tuvo hambre y alma fiel. Q.E.P.D.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.