28.MAY Martes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

"En el Perú no importa la ética de los políticos"

“En esta segunda acusación sobre Comunicore hay mucha gente vinculada con él, y eso merece una explicación; Luis Castañeda está obligado a dar las aclaraciones respectivas, acá lo importante es llegar a la verdad”.

Foto: Mario Zapata.
Foto: Mario Zapata.

Agustín Figueroa,Analista político
Autor: Gonzalo Pajares.
gpajares@peru21.com

Luis Castañeda al fin dio la cara. Para analizar su sorpresiva presencia en los medios, charlamos con el analista político Agustín Figueroa.

¿Por qué cree que Luis Castañeda dio la cara?
Su estrategia consiste en mostrarse lo menos posible. Hace esto porque la diferencia que les lleva a sus rivales es desorbitada. Y si decidió dar la cara es porque, según lo publicado en la revista Poder, hay nuevas acusaciones en su contra: gente cercana a él estaría implicada en temas de lavado de activos y narcotráfico. Esto lo forzó a aparecer, y por eso lo hemos visto en radio y TV.

¿Ha dado la cara porque siente que esta denuncia lo puede afectar electoralmente?
Sí, eso es evidente. No puede dejar que algo así pase sin que se defienda o que salgan otros, como sucedía hasta ahora, a hacerlo. La acusación de Poder es gravísima, y tiene que ver más con su imagen que con el resultado electoral. Seamos claros: en el Perú, a los electores no les importa la actitud ética de sus políticos, de los candidatos.

Si no nos importa la ética de los candidatos, ¿por qué Castañeda salió a declarar?
No nos importó Comunicore… Es más, muchos ni se acuerdan de él, pero esta vez la acusación es más grave: lavado de activos y narcotráfico, y este tema está vinculado al tremendo escándalo de César Álvarez y el Gobierno Regional de Áncash. Recordemos que en esta investigación se ha querido vincular incluso al presidente Humala y a gente de su entorno. Por eso, ante una acusación como esta, cómo no salir a dar la cara.

Recordemos que Castañeda y Álvarez fueron aliados electorales: Heriberto Benítez fue elegido congresista por Solidaridad Nacional…
Sin duda, la vinculación está, pero, en las entrevistas que dio, Castañeda no aclaró las cosas. Al contrario, menospreció las acusaciones en su contra, pero es innegable que sus vínculos con los acusados existen.

Castañeda dijo que no había leído Poder y que, como David Rivera, director de la revista, trabaja en TNP, su denuncia era interesada, promovida por el gobierno…
La táctica que está usando Castañeda es muy mala. La acusación no viene de Poder, sino de la Inteligencia Financiera de la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS). El lavado de activos y el narcotráfico son temas muy delicados en nuestro país, y no debe menospreciar acusaciones así, porque el problema más grave que enfrenta el Perú es el narcotráfico: somos el primer productor de cocaína en el mundo, y nuestro país se está convirtiendo en un ‘narcoestado’.

¿Cree que la denuncia de Poder es sólida?
Sí, es una denuncia valiente y hay que profundizarla. El Poder Judicial, la Fiscalía, la SBS y todas las instancias competentes deben contribuir a esta investigación.

Castañeda alega que se le ha investigado y que no ha sido hallado responsable de ningún acto ilícito…
Un momento: él fue excluido de la primera denuncia contra Comunicore, aquella por el pago irregular que le habría hecho la Municipalidad de Lima por la deuda que tenía con Relima, pero esta vez la acusación es otra y más grave; también implica a Comunicore y tiene que ver con el lavado de activos. En esta, Luis Castañeda no ha sido ni incluido ni excluido, pues las investigaciones están en una etapa inicial. Por eso, hay que ampliarlas, profundizarlas. Lo cierto es que aquí hay gente vinculada a él… como la hay en los escándalos de Áncash.

Castañeda afirmó lo siguiente: “Vincularme con la corrupción y el narcotráfico es muy difícil”. ¿Es difícil?
No lo es. En esta segunda acusación sobre Comunicore hay mucha gente vinculada con él, y eso merece una explicación; Castañeda está obligado a dar las aclaraciones respectivas, acá lo importante es llegar a la verdad. Ahora, si miramos las encuestas, la gente siente más corrupta a Susana Villarán que a él: Castañeda tiene un núcleo duro de votantes, que siempre lo acompaña en las elecciones municipales. Por desgracia, a esta gente no le interesan las acusaciones de corrupción que hay en su contra. Esta es una característica del Perú: solo un tercio de nuestros electores tiene conciencia crítica; solo un tercio es, en efecto, ciudadano. Es verdad, somos un país sin ciudadanos.

¿A cinco semanas de las elecciones, la victoria de Castañeda es inevitable?
Dadas las características del electorado limeño, es muy difícil que en poco más de un mes se pueda revertir tanta distancia. Sin embargo, en política electoral los pronósticos contundentes están descartados.

Castañeda reconoció que la información que le dio al JNE es inexacta. ¿Lo tacharán?
Si tomamos el caso de Carlos Burgos, el Sistema Electoral ha demostrado firmeza. Ahora, si el JNE cree que ambas situaciones son iguales, deberían sacar a Castañeda, pero yo no tengo los documentos a la mano. Sí puedo decir que, ante iguales situaciones, la valoración debería ser la misma.

AUTOFICHA

- “El gobierno es manejado por la mujer del presidente, Nadine Heredia, y ella no lee correctamente nuestra realidad. Esto muestra nuestro subdesarrolo político”.

- “Ana Jara no califica para ser premier ni Ana María Solórzano para ser presidenta del Congreso. Ellas y Urresti están en el poder gracias a Nadine”.

- “Este Congreso es despreciable. La oposición es venial y acomodaticia. Aquí, la verdadera oposición y control político lo hacen la prensa y sus analistas políticos”.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.