21.MAY Martes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

“Estamos librando una guerra contra fuerzas extremistas”

Unidades especiales ingresaron a mezquita donde seguidores de Mursi estaban atrincherados.

EGIPTO SANGRA. Las manifestaciones de los grupos musulmanes continuarían todavía esta semana. (Reuters)
EGIPTO SANGRA. Las manifestaciones de los grupos musulmanes continuarían todavía esta semana. (Reuters)

EL CAIRO (Agencias).– El gobierno interino de Egipto anunció que viene estudiando vetar a la agrupación política los Hermanos Musulmanes, un día después de que al menos 173 personas murieran en las manifestaciones del ‘Viernes de la Ira’.

Por su parte, fuerzas de seguridad egipcias arrestaron al clérigo Safwat Hegazy, acérrimo seguidor del derrocado presidente Mohamed Mursi, así como a seis miembros de los Hermanos Musulmanes en El Cairo, informó una fuente de seguridad. Hegazy enfrenta cargos por incitar al asesinato y a la violencia.

Sin embargo, el Ministerio del Interior no quiso confirmar o negar el arresto.

Además, fiscales egipcios se encuentran interrogando a 250 seguidores de Mursi bajo cargos de asesinato e intento de asesinato y terrorismo, informó la televisión estatal.

La propuesta de ilegalizar el movimiento islamista fue hecha por el primer ministro de transición, Hazem al Beblawi, manifestó a la prensa un portavoz del Ejecutivo.

¿NUEVA PROSCRIPCIÓN?
Los Hermanos Musulmanes estuvieron proscritos durante el gobierno del derrocado Hosni Mubarak, aunque estuvieron representados en ocasiones en el Parlamento mediante candidatos independientes. El partido que fundaron tras la ‘Primavera Árabe’, Libertad y Justicia, fue la fuerza más votada en las primeras elecciones parlamentarias de la era post-Mubarak.

Su candidato a los comicios presidenciales, Mohamed Mursi, fue elegido para el cargo en 2012, pero el Ejército lo depuso en julio pasado.

Por otro lado, unidades especiales de las fuerzas de seguridad entraron en la mezquita Al Fateh de El Cairo para expulsar a cientos de seguidores del depuesto mandatario que se habían atrincherado el viernes en el templo tras las manifestaciones contra el gobierno de transición que tuvieron lugar en la plaza Ramsés.

Durante el tiroteo, decenas de seguidores de Mursi salieron corriendo de la mezquita y fueron escoltados por la Policía para evitar que fueran atacados por vecinos enojados.

Según un fotógrafo, los residentes de la zona estaban indignados porque el viernes se lanzaron disparos desde la manifestación de los islamistas.

COMO UNA GUERRA
El Gobierno egipcio aseguró, mediante un portavoz, que tras los disturbios de los últimos días se actuará “con mano de hierro contra el terrorismo”.

Egipto “se enfrenta a una guerra lanzada por fuerzas extremistas que se desarrolla cada día para convertirse en una especie de terrorismo”, afirmó, por su parte, el asesor presidencial Mustafa Hegazy.

“Nos enfrentaremos al extremismo y al terrorismo haciendo cumplir la ley (…) Egipto no es un país débil”, agregó en declaraciones a la prensa.

La situación en Egipto se agravó el miércoles tras el violento desalojo de dos campamentos de protesta de los seguidores de Mursi en El Cairo.

LICENCIA PARA MATAR
Bajo las leyes de emergencia aprobadas esta semana por el Gobierno, la Policía tiene permiso para usar armas de fuego en defensa propia y contra manifestantes que ataquen edificios estatales. Se prevé más protestas para los próximos días en todo el país.

DATOS

- Durante el ‘Viernes de la Ira’ resultaron heridas unas 1,330 personas, según los servicios sanitarios, y la Policía aseguró que había hecho más de mil arrestos, sobre todo de seguidores de los Hermanos Musulmanes.

- Entre los fallecidos el viernes en El Cairo figura uno de los hijos del máximo líder de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badia, quien recibió un disparo durante una manifestación callejera.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.