21.FEB Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

"Castañeda le debe su primer lugar a Villarán"

“Lo que nos está diciendo el gobierno con un ministro del interior como Daniel Urresti, es que realmente no le interesa el problema de la inseguridad ciudadana”, acusa el legislador de la bancada AP-PPC.

Luis Galarreta en entrevista con Perú21. (Rafael Cornejo/Patricia Quispe)

Luis Galarreta,Congresista del PPC
Autor: Patricia Quispe V.
pquispe@peru21.com

En esta entrevista, el congresista Luis Galarreta pone bajo la lupa a dos polémicos ministros de Estado; además, evalúa la coyuntura electoral. En ese contexto, desnuda las debilidades de los aspirantes a la Alcaldía de Lima que hoy lideran las encuestas.

Mañana es la interpelación al ministro de Energía y Minas, Eleodoro Mayorga. ¿Cuál será la posición del PPC respecto de otras bancadas que han anticipado un pedido de censura?
Hemos apoyado la interpelación, no solo con nuestras firmas, sino también con nuestros votos. Es importante que el ministro venga a dar explicaciones, lo escucharemos y según eso tomaremos una decisión. El ministro debe mostrar documentación que precise cuál ha sido su participación y aclarar si él direccionó el proceso para favorecer a Interoil. Si no convence, quedaría claro que ha incurrido en conflicto de intereses y tendría que irse.

El tema parece claro para otras bancadas. ¿Por qué el PPC siempre asume una actitud tibia frente a este tipo de temas y termina, con sus votos o la abstención, dándole la vuelta a las cosas?
Uno no vota calculando si con su voto a favor o en contra hace esto o lo otro. En el caso del voto de investidura de la premier Ana Jara, decían que se debía pasar a rojo o verde; eso es cálculo político. Uno tiene que votar de acuerdo a lo que considera que está bien, y nosotros no consideramos que el gobierno merece nuestra confianza, pero tampoco que hay que cambiar al gabinete. Son puntos de vista…

¿Mayorga debe ser retirado del gabinete?
El ministro ya es un problema político para el gabinete y, desgraciadamente, al gobierno le gusta cargar con problemas políticos; nunca ha tenido la reacción para resolver rápido esos problemas. Diría bastante del ministro que aclare las cosas y renuncie, pero ese es un tema que corresponde al Ejecutivo.

Otro ministro cuestionado, pero con bastante aceptación, es Daniel Urresti, del Interior. ¿Cómo observa su desempeño?
El gobierno tuvo un ministro que decía que la inseguridad era una percepción. Creo que lo han analizado así y han conseguido a una persona que puede cambiar la percepción del ciudadano, a la que le gustan las reuniones, las actividades, estar en la noticia…

Han cambiado la percepción por la acción, pero ¿es efectiva realmente?
No veo una acción efectiva. Lo que siento es que tratan de generar una percepción distinta, pero los problemas siguen siendo los mismos. A Urresti no se le ve como un ministro que genera políticas de Estado en temas de delincuencia, solo da cifras falsas, monta escenarios… ¿Quién es el ministro? ¿Será Pedraza? Porque Urresti está todo el día en la calle. ¿Quién ejecuta la política pública? Hay un montón de temas y el ministro usa la pantalla, el figuretismo…

¿Usted cree que hay un plan de seguridad ciudadana como ha dicho el ministro?
No, porque eso requiere liderazgo y el presidente Ollanta Humala no tiene idea de cómo enfrentar el problema de la inseguridad ciudadana. Lo que ha encontrado en Urresti es a una persona que hace de un problema, un show, y eso no da ningún resultado efectivo. Preocupa que el presidente Humala no se haya dado cuenta de eso.

¿Realmente cree que no se da cuenta o es más conveniente tener un ministro distractivo que acapare la atención de los medios sin resultados efectivos?
En ambos casos, si no se dan cuenta o es adrede, no les interesa mucho o no saben cómo enfrentar la inseguridad. Ese caso amerita una interpelación para ver si el ministro tiene realmente cosas concretas, y, si no las tiene, debería cambiarse al ministro y este irse a su casa.

En el tema municipal, Susana Villarán ha replicado las críticas de Lourdes Flores diciendo que no puede hablar del Corredor Azul porque es buena abogada pero no ha gobernado Lima.
Lo que diga Villarán, viniendo del peor desastre de gestión municipal que ha tenido nuestra ciudad, no sé si valga la pena contestarlo. Lo concreto es que la ventaja que tiene hoy Castañeda es justamente gracias a la i-neficiencia de Villarán. En su gestión hay visos de corrupción, se ha aliado con el ex presidente Toledo, que está absolutamente comprometido con corrupción y lavado de dinero; esa es la señora de las manos limpias.

¿Cree que es la candidata del oficialismo?
Claro que es la candidata del oficialismo. Hasta el ministro de Trabajo amplió las horas de ingreso al trabajo por el Corredor Azul. Imagínese, hasta con salvavidas. La ineptitud e improvisación del Corredor Azul son los mismos con que actuó en el caso del desalojo de La Parada.

¿Tal como funciona el Corredor Azul será un búmeran a su candidatura?
A mí ya me sorprendía hasta el 10% de aprobación que tenía Villarán porque cualquiera de la lista de candidatos a la Alcaldía de Lima podría hacer mejor gestión que ella. La suya es una gestión corrupta, ineficiente, que solo ha beneficiado a los limeños más pudientes; eso es la izquierda en el Perú y eso es Villarán. Ella es a Castañeda, lo que Humala es a García; dos gestiones tan deficientes que hacen que el ciudadano extrañe gestiones anteriores que no han sido santas y tampoco eficientes.

AUTOFICHA

- “Mi único candidato es Jaime Zea. No me gusta ninguno de los tres candidatos que encabezan las preferencias. No me gusta Castañeda por Comunicore, no me gusta Heresi por sus vínculos con Álex Kouri y no me gusta Villarán porque hay visos de corrupción en su gestión”.

- “Es una lástima que los líderes políticos que tenían mejores opciones presidenciales hayan tenido poco cuidado al armar sus listas de candidatos al Congreso. En algunos casos parece que hubieran ingresado por manada”.

- “Si sacan a un congresista del Parlamento, quien ingrese en su reemplazo no debería ser su accesitario, sino un representante de la lista que sigue. La agrupación debería perder el cupo porque tiene que asumir su responsabilidad de traer a esa gente al Congreso”.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.