25.SEP Lunes, 2023
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Columna Fernando Ortega San Martín

Por mi calidad de prospectivista, siempre me preguntan cuál será el resultado de las elecciones de abril. Como no tenemos una bola de cristal, lo que podemos hacer es aplicar ciertas reglas de análisis para explicar los diferentes escenarios que se pueden presentar en la primera vuelta.

El ministro Piero Ghezzi ha lanzado un reto a todo aquel que no crea en su amado Plan de Diversificación Productiva (PDP). Asumimos el desafío. Al parecer, el ministro Ghezzi se ha quedado detenido en el tiempo. La Diversificación Productiva fue la estrategia que siguieron principalmente los países asiáticos durante los años 80, cuando recién despegaba la revolución tecnológica que ahora nos gobierna, y nacía la Economía y Sociedad de la Información y el Conocimiento. Al parecer, Produce desconoce que desde el año 2011 el mundo ya cambió de Era, y ahora vivimos en la Era de la Tecnología Consciente (ETC).

El Dr. Ron Johnston, de la Universidad de Sidney, nos recordaba que la edad de bronce reemplazó a la de piedra y no porque se acabaron las piedras, ello en alusión a los procesos de sustitución tecnológica.

Javier Medina, uno de los futuristas más importantes de América Latina, nos acompañó hace unos días en la celebración del Día Internacional del Futuro. Nos dijo que la mayor de sus preocupaciones era que no percibimos que es necesaria una “transformación productiva” en la región, es decir, un cambio de paradigmas mentales, porque la demanda futura de bienes y servicios ya no estará basada, como hoy, en calidad, precio y oportunidad de entrega, sino principalmente en la atención a gustos y preferencias personalizadas y en una mucha mayor valorización de la innovación, principalmente en sectores como energías renovables, nuevos materiales, alimentos funcionales e inteligencia artificial.

Los últimos acontecimientos políticos han dejado en evidencia la poca importancia que se le da a la labor de inteligencia en el país. Da la impresión de que todos han sido influenciados por las películas de espías, y que todo se reduce a realizar seguimientos y “escuchas” telefónicas a potenciales o reales “enemigos”.

Mientras que en el Perú nuestro presente está plagado de ataques de todo calibre y cada vez más procaces entre nuestros políticos, y nuestro futuro se presenta sombrío porque seguimos dependiendo de los precios de nuestras materias primas, que día a día pierden más valor porque las empresas globales las van sustituyendo por productos que poseen mayores y mejores características, Ecuador ya ha comenzado a recorrer el camino correcto hacia un futuro donde ya no dependerá del petróleo, del banano o de la pesca para generar riqueza.

Fernando Ortega San Martín,Columnista invitad Ante la inminencia de las elecciones regionales y municipales de octubre próximo, las últimas encuestas nos muestran el favoritismo hacia candidaturas que tienen a sus protagonistas presos o con procesos judiciales en marcha. ¿Por qué el electorado los premia con su voto a pesar de esos antecedentes?

Fernando Ortega San Martín,Columnista invitad Hace unos días, todos los contribuyentes a las AFP estuvimos en shock al enterarnos de que las tablas de mortalidad que se empleaban para el cálculo de las pensiones vitalicias consideraban una expectativa de vida de 110 años. Mucha gente piensa que es una cifra exagerada, ya que la esperanza de vida para un niño o niña que nace hoy en el Perú es de alrededor 77 años.

Fernando Ortega San Martín,Opina.21 Columnista invitado

Edición Impresa