24.ABR Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Alejandro Borda Casafranca

Los integrantes de la Comisión de Defensa Nacional del Parlamento Daniel Mora (PP) y Carlos Tubino (FP) le exigieron al Gobierno que rescate a los niños conocidos como ‘pioneritos’ de las garras del grupo terrorista Sendero Luminoso (SL) en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM).

‘Alipio’ no era el único sanguinario de Sendero en el VRAEM. Víctor Quispe Palomino, ‘José’ –mando político del clan– demostró su crueldad ordenando el asesinato de su hijo dos veces. Durante su testimonio –protegido ahora por la Ley de Arrepentimiento– el joven de 24 años indicó que la primera vez que lo quisieron matar fue a los 16 años, cuando quiso escaparse con sus amigos. La segunda vez sucedió en 2003, cuando incursionaron en la empresa Techint y desacató la orden de asesinar policías. “Me hice el loco y le dije a los demás que no disparen. Mi padre me dijo que yo no tenía odio de clase”, dice en un audio difundido por WillaxTV. Añadió que ‘José’ había asesinado a su madre cuando él era un bebé y que también fue testigo de su política de “mano de hacha” para aquellos terroristas que estaban enfermos. Incluso lo acusó de tener un doble discurso, pues mientras los “combatientes” pasaban una vida miserable, su padre la pasaba bien gracias a los cupos. “Tiene residencias, un grifo, fábrica de ladrillos y hoteles en Ica”, señaló. En su testimonio confirmó que uno de los contactos de su padre con los cocaleros era la ex congresista Nancy Obregón.

Alejandro Borda Casafranca, alias ‘camarada Alipio’ –extinto mando militar del clan Quispe Palomino– siempre fue el artífice de los sangrientos atentados contra las fuerzas de orden, contra las empresas privadas que se negaban a pagar cupos y contra los pobladores a los que consideraba “traidores a la causa”. Sin embargo, su ensañamiento también fue contra los niños llamados ‘pioneritos’, señalaron fuentes de la Dirección contra el Terrorismo (Dircote).

El fiscal de la Nación, José Peláez, confirmó hoy la identidad Martín Quispe Palomino, camarada ‘Gabriel’, abatido la semana pasada en el VRAEM junto a Alejandro Borda, camarada ‘Alipio’, en la denominada Operación Camaleón.

El Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público confirmó, científicamente, la identidad del narcosenderista Alejandro Borda Casafranca, camarada ‘Alipio’, abatido el domingo pasado por un comando en la zona del VRAEM.

Tras “confirmar que uno de los abatidos en una vivienda de la comunidad de Pampas, distrito de Llochegua, Ayacucho, es el senderista Alejandro Borda Casafranca, Camarada ‘Alipio’, el fiscal de la Nación, José Peláez, indicó que los restos serían enterrados en una fosa común debido a que los familiares del subversivo no van a reclamar el cuerpo.

El ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, negó que los pobladores de la comunidad de Pampas, distrito de Lochegua, Ayacucho, hayan dado información o colaborado con las Fuerzas Armadas y policiales para abatir a Martín Quispe Palomino (‘Gabriel’) y Alejandro Orlando Borda Casafranca (‘Alipio’), mandos militares de Sendero Luminoso en el VRAEM.

El ministro de Defensa, Pedro Cateriano, aseveró hoy que “tarde o temprano” las Fuerzas Armadas y policiales derrotarán a los remanentes de Sendero Luminoso que operan en el VRAEM, por lo que los instó a rendirse.

LINA GODOY lgodoy@peru21.com

El proceso de identificación está en marcha. Fuentes de la Dirección Contra el Terrorismo (Dircote) informaron a Perú21 que ya ubicaron en Lima a hermanos de los mandos narcoterroristas ‘Alipio’ y ‘Gabriel’, quienes el último domingo cayeron abatidos en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), y que ya se les tomó las pruebas para determinar, a través del ADN, si los cuerpos corresponden a los de las personas señaladas.

Replegados. La muerte del sanguinario Alejandro Borda Casafranca (‘Alipio’) y de Martín Quispe Palomino (‘Gabriel’) –ocurrida la noche del último domingo en Ayacucho– ha obligado a las huestes narcoterroristas a replegarse en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM).

Replegados. La muerte del sanguinario Alejandro Borda Casafranca (‘Alipio’) y de Martín Quispe Palomino (‘Gabriel’) –ocurrida la noche del último domingo en Ayacucho– ha obligado a las huestes narcoterroristas a replegarse en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM).

Julia Casafranca Cartolin (65), madre de Alejandro Borda Casafranca, ‘Camarada Alipio’, aseguró que no reclamará el cuerpo de su hijo, quien fue abatido el domingo en Pampas – Llochegua, Huanta (Ayacucho), durante una intervención de un equipo especial de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

Prácticamente desarticulado quedó Sendero Luminoso (SL) en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), luego de Alejandro Borda Casafranda, ‘Alipio’, y Martín Quispe Palomino, ‘Gabriel’ –dos de los cuatro cabecillas del grupo narcoterrorista–, fueron abatidos el domingo último, a las 10:30 de la noche, en Pampas-Llochegua, Huanta (Ayacucho), en la ‘Operación Camaleón’, ejecutada por un equipo de élite de las fuerzas combinadas de la Dircote, la Dirandro y la Fuerza Especial del Comando Conjunto del VRAEM (CVRAEM).

El golpe es muy importante. No solo han descabezado el comando militar de la banda armada de los hermanos Quispe Palomino, sino también, y en especial, la liderada por ‘Alipio’, que fue un mando que conocía el terreno al detalle y tenía ascendencia sobre su tropa. Además, se ha demostrado que la estrategia militar de hace cinco años –de tomar el control territorial para impedir sus desplazamientos– era equivocada.

Prácticamente desarticulado quedó Sendero Luminoso (SL) en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM). Alejandro Borda Casafranda, ‘Alipio’, y Martín Quispe Palomino, ‘Gabriel’ –dos de los cuatro cabecillas del grupo narcoterrorista–, fueron abatidos el domingo, a las 10:30 de la noche, en Pampas-Llochegua, Huanta (Ayacucho).

Los cadáveres de los mandos senderistas Alejandro Borda Casafranca ‘Alipio’, Martín Quispe Palomino, ‘Gabriel’, y un terrorista conocido ‘Alfonso’, llegaron al Grupo Aéreo N°8 en una avioneta de la Policía, cerca de las 6:30 p.m.

Los expresidentes Alan García y Alejandro Toledo felicitaron a las Fuerzas Armadas y la Policía Naional por el operativo en la selva de Llochegua, en Ayacucho, donde fueron abatidos dos importantes mandos de Sendero Luminoso en el Vraem: Alejandro Borda Casafranca (a) ‘Alipio’ y Martín Quispe Palomino (a) ‘Gabriel’.

La muerte de Alejandro Borda Casafranca (a) ‘Alipio’ y Martín Quispe Palomino (a) ‘Gabriel’, confirmadas esta mañana por el presidente Ollanta Humala, es un golpe significativo al narcotráfico y a la organización criminal de los hermanos Quispe Palomino, aseguró esta mañana el especialista en temas de narcotráfico y terrorismo Jaime Antezana.

Tres delincuentes terroristas fueron abatidos anoche tras un enfrentamiento con las fuerzas del orden en Ayacucho, y según información preliminar, entre ellos los dos mandos militares de Senderos más importantes en el VRAEM: Alejandro Borda Casafranca (a) ‘Alipio’ y Martín Quispe Palomino (a) ‘Gabriel’.

Fuerzas combinadas del Ejército y la Policía capturaron al narcoterrorista ‘Willy’, quien perteneció al entorno del terrorista Alejandro Borda Casafranca, ‘Alipio’.

Una vez más la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) se encuentra en el centro de la tormenta. Tras la caída del principal francotirador de Sendero Luminoso en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), Rolando Cabezas Figueroa (a) ‘camarada William’, y el posterior hallazgo de su nombre en el Registro Único de Víctimas del Terrorismo, parlamentarios de distintas bancadas pusieron nuevamente sobre el tapete su pedido para conformar una comisión especial que investigue el trabajo realizado por la CVR en 2001-2003.