14.JUL Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

La democracia no es relativa, pero las percepciones sobre ella sí. Ipsos indagó sobre cómo calificamos los peruanos a los políticos contemporáneos más visibles y los resultados arrojaron sorpresas.

La primera tiene que ver con el fujimorismo. Claramente, Alberto Fujimori tiene una sólida imagen despótica: aunque un 30% lo califica como democrático, un mayoritario 64% lo sindica como autoritario. Ningún otro político tiene tal desprestigio. En cambio, Keiko Fujimori ha construido un perfil más democrático (47% así lo considera), inclusive por encima de Nadine Heredia (39%) y al mismo nivel de Ollanta Humala (47%). Si bien no existe una ruptura clara con el pasado político que representa, la segunda generación del fujimorismo se aleja del pernicioso legado autócrata.

Es interesante notar cómo la pareja presidencial es percibida como autoritaria (solo superada por Alberto Fujimori). Un 50% de encuestados percibe a la primera dama como autoritaria (39% como democrática) y un 45% ve a Humala autoritario (47% como democrático). En la distribución del trabajo del dúo palaciego, Nadine Heredia parece expresar mejor el “policía malo”.

PPK, Alan García y Alejandro Toledo, en ese orden, son nuestros demócratas más consolidados ante la opinión pública (más del 50%). PPK tiene una gran ventaja, pues solo un 21% lo considera autoritario. En cambio, dichos ex presidentes son percibidos por un 42% y 41%, respectivamente, como portadores de autoritarismo.

Si consideramos que la mayoría de todas las personalidades mencionadas están vigentes electoralmente, pareciera que hay demócratas para todos los gustos. Sin embargo, preocupa que, en promedio, exista aún una alta valoración de los talantes autoritarios en la mayoría de ellos.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.