17.JUL Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

“Soy bien planta, no me gusta salir, prefiero chismear”

Conduce Para ellas, es juez en Yo soy y volverá a hacer cine. Además, tiene una relación sólida y quiere tener cinco hijos. La vida le sonríe a Maricarmen Marín.

(Rafael Cornejo)
(Rafael Cornejo)

Maricarmen Marín, Figura de la TV
Autor: Gonzalo Pajares
gpajares@peru21.com

Este lunes vuelve Yo soy a las pantallas de Frecuencia Latina. Uno de sus jueces es Maricarmen Marín, simpática cantante y conductora de TV que, nos cuenta, ya toma clases de inglés. El lunes lo comprobaremos.

Tienes una sonrisa con ángel…
Gracias, qué lindo (risas). Hoy, en la tele, soy realmente yo. No he tenido que ‘trabajar’ algo para estructurar un personaje. Lo que ves, soy. En Para ellas todo fluye, lo que hace que mi intervención sea sincera. Lo mismo pasa en Yo soy.

Pero a la TV no le gusta la sinceridad…
Estoy cómoda con lo que hago. En la calle siento el cariño de la gente. Se me acerca y me pregunta sobre algún tip de Para ellas, sobre la eliminación de un participante en Yo soy… Esa mirada familiar me gusta.

¿También hay miradas libidinosas?
Antes había más. Cantaba en Agua Bella y allí usaba ropita sexy, coqueterías que por chiquilla me permitía, pues la pasaba bien, pero una se va cansando de estas cosas.

¿Te metes tus juerguitas de vez en cuando?
Que pase eso es bien raro. Soy medio planta: digo que iré a una fiesta y termino faltando. No me gustan las fiestas, la bulla, el alboroto… Prefiero hacer una reunión en casa, preparar algo rico, conversar con mis amigos, con mi familia… Esto me parece más delicioso que estar en griteríos.

¿No será que tanto fuiste de fiesta que te aburriste?
No, nunca me gustó salir. Quizás en esto tenga que ver que trabajo desde muy chica y, desde entonces, he estado sobre un escenario, con la música, en medio de la bulla. Mi trabajo me apasiona, me gusta, lo hago, pero yo prefiero conversar, chismear. He tenido momentos de diversión, pero no me gusta la pose, no me gusta ser vista, tengo una vida muy plana… y con los años una va madurando, aprendiendo.

Volviéndose aburrido…
(Ríe). También. Pero, dentro de mi lado aburrido, la paso bien (ríe).

Estás muy guapa…
Gracias. Me ha costado, pero estoy aprendiendo a vestirme bien, a combinar los colores, a peinarme. Claro, he tenido una asesora, quien me decía: “No te vistas con rayas porque te vas a ver una vaca”. “No te amarres acá porque se te sale la papada”. “Tápate los brazos” (risas).

¿Te obligan a hacer dieta?
Estoy aprendiendo a autocontrolarme, es una tarea complicada, no solo en la comida, sino en todos los aspectos de mi vida: ansiedad, trabajo, familia, en todo. Por ejemplo, me encantaría ser mamá ya y tener cinco o seis hijos. Y aunque ya llevo tres años y medio con mi pareja, no lo soy por falta de tiempo.
Dicen que la gente de la farándula se lleva mejor con la gente de su entorno…
No he tenido muchas opciones. Por mi lado aburrido, desde los 13 años hasta los 30 que tengo hoy, no he conocido más gente. Siempre he estado metida en la farándula, me encanta trabajar y, por eso, siempre he estado comprometida con gente de este entorno… y mal no me ha ido.

Fernando Armas me acaba de contar que Frecuencia Latina les ha exigido que tomen cursos de inglés…
(Ríe). Es verdad. Aunque yo ya me adelanté pues tomo clases hace un año. ¿Pronunciación inglesa? El inglés es todo un tema, pero yo soy necia y por eso pasó lo del ‘Corco Bein’. Cuando hablo, a la gente le digo: “¿Me entendiste? Entonces, para qué me sigues preguntando” (risas). Pero, en Yo soy, Ricardo Morán, quien sí sabe inglés, nos asesora y nos dice: “Este es puro ‘washanwer’” (risas).

Pero hay idiomas universales.
A mí me gusta el de los ojos. Una mirada te puede transmitir muchas cosas, mostrar si estás molesto o feliz. ¿Profundizar? ¿De qué forma quieres profundizar? (ríe).

La gente es cruel: usa el Twitter o el Facebook para hacerte ‘bullying’ por tu inglés…
Yo leo todo, escucho todo y absorbo lo que me conviene (ríe). Lo de las redes sociales ha crecido tanto y yo tengo muchos seguidores, con los que converso. Algunos me dicen cosas bonitas, otros te critican y hasta te dicen cosas malcriadas. Cuando esto pasa bloqueo nomás y me olvido del tema (ríe). Yo no soy dramática: si la gente te critica, no se va a acabar el mundo; tranquilos, todo va a estar bien.

¿Cómo te comportas ante situaciones extremas?
Me tropiezo en las cosas más fáciles, pero admiro cómo me comporto en las cosas más difíciles. Por ejemplo, cuando murió mi mamá estuve muy sabia y muy tranquila. Lo mismo pasó con el accidente de mi hermano de hace unos años, me puse en una burbuja, y de estas situaciones he sacado lecciones valiosas.

¿Extrañas la ficción?
No. Estos dos últimos años fueron muy intensos y me siento feliz de que mi último papel haya sido en Natacha, que fue un éxito rotundo. Pero este año haré una película con Jesús Betancourt. Haré de una mujer embarazada ¿Una indirecta a mi novio? (ríe).

AUTOFICHA

- Todos los ganadores de Yo soy han venido de provincias. Me encanta. Yo soy une a la familia, permite que niños, padres y abuelos opinen, evalúen, juzguen.

- Como en todo concurso, hay gente que queda descontenta. Ese es el problema de ser el número uno. Yo creo que todos ganaron bien.

- No soy de lágrima fácil. Solo me quiebro cuando alguna canción me hace recordar a mi mamá. Su pérdida marcó mi vida. Cuando escucho a Juan Gabriel la recuerdo.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.