24.FEB Sábado, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Peligro: Diez mil casonas a punto de colapsar en Lima

A SU SUERTE. La vida de miles está en riesgo debido a que predios antiguos del Rímac, de Breña y del Cercado podrían acabar como el ‘Callejón del Buque’. Bastaría un sismo de regular intensidad para que se derrumben.

ESTADO RUINOSO. El ‘Callejón del Buque’ pudo salvarse, pero sus mismos habitantes impidieron su refacción.(César Fajardo)
ESTADO RUINOSO. El ‘Callejón del Buque’ pudo salvarse, pero sus mismos habitantes impidieron su refacción.(César Fajardo)

Ángel Arroyo
arroyo@peru21.com

El hacinamiento en el tradicional ‘Callejón del Buque’, en los Barrios Altos –que recientemente fue devorado por las llamas–, impidió que durante varios años hubiera algún intento de refacción. Sin embargo, la caída de la emblemática casona devela una situación más alarmante: 10 mil predios antiguos –muchos extremadamente habitados– están a punto de colapsar, lo cual representa un grave riesgo para miles de personas, advirtió la Municipalidad Metropolitana de Lima.

“Solo en el Centro Histórico existen más de ocho mil viviendas con alta vulnerabilidad. El resto de predios con este mismo problema se encuentran en zonas del Rímac, de Breña y de La Victoria”, indicó a Perú21 Gabriel Prado, a cargo de la Subgerencia de Defensa Civil de Lima.

Respecto a los patrimonios culturales de la nación, 608 de 735 monumentos históricos corren el peligro de colapsar, según el Centro de Investigación, Documentación y Asesoría Poblacional (Cidap).

Prado señaló que la situación calamitosa de estos predios se debe no solo al paso del tiempo y a la falta de mantenimiento, sino también a la precariedad y al hacinamiento que padecen.

“La humedad es un factor que debilita estas casonas. Por ello, son propensas al colapso por una lluvia intensa, un sismo de regular intensidad u otro factor externo”, dijo.

Pero, ¿qué patrimonios culturales, habitados, están condenados a acabar como ‘El Buque’? Uno de estos lugares es la Quinta Rincón del Prado, entre las calles Manuel Pardo y Huamalíes, en Barrios Altos, mandada a construir en 1762 por el virrey Amat para Micaela Villegas, ‘La Perricholi’. Hoy está en riesgo de colapsar.

Perú21 visitó este predio y comprobó que varias personas viven ahí exponiendo sus vidas, ya que la estructura lateral de la casona se está cayendo a pedazos.

Otros lugares tugurizados son la casa donde vivió la intérprete criolla Lucha Reyes, en el jirón Áncash, y la casona ‘El Buque 2’, situada en el tradicional barrio de Monserrate, entre las avenidas Tacna y Alfonso Ugarte.

A lo largo de la avenida Pizarro, en el Rímac, varias casonas antiguas lucen en estado ruinoso. Igual condición tiene la Casa de Barbieri, entre los jirones Torrico y Callao, en Lima. Este predio, que en 1537 fue entregado por el mismo Francisco Pizarro a don Francisco Chávez, está hoy invadido por decenas de imprentas, pese a que en 2009 fue declarado inhabitable.

ATADOS DE MANOS
“Debemos ser conscientes de que, antes de cualquier valoración cultural y económica, está la vida humana. Un bien declarado patrimonio cultural requiere un tratamiento distinto, pero no deben desconocerse las recomendaciones de riesgo de Defensa Civil”, indicó Prado.

Entonces, ¿a qué autoridad le corresponde desalojar un inmueble colonial que está a punto de derrumbarse?

Al respecto, el arquitecto David de Lambarri, director de Patrimonio Histórico, Colonial y Republicano del Ministerio de Cultura, sostuvo que el municipio de Lima fija qué predio es habitable o no, pero no puede disponer un desalojo, al igual que su institución.

“Este vacío nos impidió, hace dos años, salvar del colapso a ‘El Buque’. Los ‘dueños’ o inquilinos de estas casonas presentan desde minutas simples de compra-venta hasta documentos notariales para demostrar que son ‘propietarios’. Y, si no quieren salir, irán al Poder Judicial para que se respete su derecho. Como nadie puede invadir la propiedad privada, al final, estas personas logran quedarse en el inmueble en peligro”, explicó Lambarri.

El arquitecto indicó que cualquier plan para recuperar un monumento habitado fracasa por lo imposible de obtener el saneamiento. “La tugurización frustra cualquier acción”, se lamentó.

DATOS

- La Municipalidad de Lima y el Ministerio de Cultura están abocados a promover la inversión privada para recuperar el patrimonio histórico.

- Estas acciones se realizan al poner en valor los monumentos y haciendo atractiva su administración para el turismo.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.