04.AGO Martes, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

“Matrimonio significa derecho a heredar, a tener una pensión (…) Es un concepto legal (…)”.

Recibí un mensaje en el que se me advertía tener cuidado con la “ideología de género”. Respondí preguntando cómo era que el género tenía ideología. Nadie me contestó y tuve que investigar yo misma.

Casi todas las referencias provienen de agrupaciones religiosas. Después de revisar algunas, parece que ideología de género significa comprender y aceptar a quienes tienen una orientación o identidad sexual distintas a las que serían las únicas aceptables: el hombre usa pantalón azul o negro y se empareja, para tener bebés, con una mujer de falda floreada.

Proponer que quienes sientan que están en el cuerpo equivocado puedan cambiarlo o que mujeres que aman a otra mujer tengan los mismos derechos que la señora de falda floreada y el señor de pantalón azul es practicar “ideología de género” y llevar a la sociedad a la perdición.

Uno de esos derechos es el matrimonio entre personas del mismo género. Matrimonio no es pararse frente al altar y jurarse, ingenua o cínicamente, estar juntos “hasta que la muerte nos separe”. Matrimonio significa derecho a heredar, a tener una pensión, a adquirir una nacionalidad, entre otros. Es un concepto legal, no religioso.

Para tranquilidad de quienes temen “la perdición” que traerían las leyes que protejan los derechos de lesbianas, gays, transexuales o bisexuales, ya hay países que han recorrido ese camino, por ejemplo, aprobando el matrimonio entre personas del mismo género.

El primer ministro de Nueva Zelanda ahuyentó los temores: “Dijeron que si aprobaba esto, ardería eternamente en el infierno. Mi masa corporal, a 5000 grados de temperatura duraría solo 2.1 segundos. Difícilmente la eternidad”.
“No estamos iniciando una guerra nuclear ni trayendo un virus que arruine nuestra agricultura. Solo estamos permitiendo que el amor entre dos personas sea reconocido en el matrimonio. Para los demás, el mundo continuará”.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.