04.AGO Martes, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

No hay medicamentos porque no hay divisas ni para importarlos ni para comprar los insumos requeridos para fabricarlos. Los médicos ven, impotentes, pacientes que morirán porque no hay anestesia para hacer operaciones. Las estadísticas que el gobierno intenta ocultar muestran un incremento en la mortalidad neonatal, y en el porcentaje de niños con bajo peso al nacer, debido, fundamentalmente, a la mala nutrición de la madre.

El Perú atravesó una situación como esta en la segunda mitad de los 80. En 1990 hubo elecciones y cambio de gobierno. Los venezolanos no tienen esa opción. Un grupo militar ha capturado al país y, con una pantomima de democracia que no engaña a nadie, pretende quedarse a pesar de los reclamos de la población.

Resulta incomprensible que los representantes del Frente Amplio se nieguen a reconocer el gobierno de Maduro como una dictadura. Resulta preocupante que, aun así, hayan estado cerca de colarse a la segunda vuelta para la elección presidencial.

Grupos como este y como el Partido Nacionalista pretenden apropiarse de la agenda social, construyendo su discurso sobre ella. Los vergonzosos resultados nos muestran la realidad: la incapacidad de gestión vence al discurso y, así, el gobierno que iba a reivindicar los derechos de los más pobres y que multiplicó los presupuestos de los programas sociales, deja un nivel de anemia en niños de 50% en las zonas rurales y poco menos en las zonas urbanas.

En los hospitales faltan medicamentos por compras que no se hicieron; faltan camas por gestión ineficiente; falta personal médico…

Afortunadamente, a diferencia de lo que pasa con la “democracia” en Venezuela, el cambio de gobierno con nuevas autoridades permite que se esté tomando medidas para garantizar el servicio público de salud.

No hay mal que dure 100 años, pero 17 parece que sí.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.