15.AGO Sábado, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Julio es lavador/cuidador de autos. Antes podía lavarlos en la calle, ahora dice que la municipalidad le impide ‘chambear’. Esta mañana me pidió que, por favor, ‘le adelantara’. Su hijo estuvo enfermo y lo tuvo que llevar a la posta. Dejó de trabajar dos días y no tenía cómo pagarle a la señora que le vende la comida; le debía 110 soles y ya ella le había dicho que no podía esperar.

Recordé ese análisis respecto a la vulnerabilidad de muchos de los que habían salido de la pobreza extrema, pero que estaban tan al borde que un día de enfermedad los podía regresar de nuevo a una situación de miseria…

Ningún noticiero deja de hablar de la corrupción organizada de las empresas brasileñas. Se piensa que los 29 millones de dólares en sobornos son solo la punta del iceberg, la parte que pasó por el sistema financiero de Estados Unidos, pero que esa cifra podría fácilmente multiplicarse por 20. Estiman que por cada millón “invertido” en coimas, el retorno era de cuatro. Son especulaciones, pero las cifras marean: 600 millones de dólares en sobornos estarían generando sobreprecios de 2,400 millones en las obras. Y Julio no tiene cómo pagar 110 soles para alimentos.

Si tuviéramos que encontrar un lado bueno a este escándalo, diría que es el de la percepción de riesgo: la corrupción es sumamente sensible a un análisis, consciente o no, de cuánto se puede ganar a cambio de asumir el riesgo de ser descubierto. Hoy, ese riesgo ha aumentado considerablemente y esto podría desanimar a muchos “corruptos potenciales”, más aun si comienzan a conocerse datos más precisos respecto a casos concretos. Hasta ahora, sin embargo, no parece seguro que se vaya a hacer justicia.

Cambio del noticiero a La Ley y el Orden. Allí casi siempre triunfa la justicia, ¿porque el sistema es mejor? ¿O porque, como dice el disclaimer, “la historia es ficción y no presenta a ninguna persona o caso real”?


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.