09.AGO Domingo, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

“El Perú aún tiene la oportunidad de adecuar los sistemas de pensiones y salud para un hecho que parece inevitable”.

“El caos no es otra cosa que un orden sin descifrar”. Con esta frase empezó Enrique Sánchez a presentar lo que considera que serán las tendencias que, cada vez a mayor velocidad, cambiarán el mundo. Gran parte de las ideas que el director de la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) presentó, requieren mejoras radicales en el Perú, empezando por las áreas de salud y educación.

Cambio climático, inteligencia artificial, neurociencia, escasez de recursos naturales y envejecimiento de la población serán algunas de las tendencias que más afectarán nuestro futuro y todas ellas requerirán de la participación de científicos en su solución. Las pruebas Pisa, que miden la capacidad en matemáticas, comprensión lectora y ciencias de muchachos de 15 años en 70 países, muestran que el Perú ocupa los puestos 62, 63 y 64 en esas áreas.

Difícilmente serán las discusiones sobre la “ideología de género” las que nos permitan mejorar y enfrentar el futuro.

El incremento de la esperanza de vida junto con la reducción de la tasa de natalidad hacen que la población mundial esté envejeciendo y que la población en edad de trabajar deba sostener cada vez un mayor número de personas. El Perú aún tiene la oportunidad de adecuar los sistemas de pensiones y salud para un hecho que parece inevitable, pero seguimos impulsando medidas populistas que harán insostenibles los sistemas de pensiones.

Entre las 20 tendencias presentadas, al menos una oportunidad tenemos, y es con el auge de la cultura del bienestar: búsqueda de experiencias más que de bienes, y turismo del bienestar… No lo echemos a perder.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.