22.MAY Miércoles, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Cuando el río suena es porque cocaína trae. En esta misma columna, en el 2011, aseguramos que era cuestión de tiempo que se demostrara que la excongresista humalista Nancy Obregón estaba involucrada con el narcotráfico.

Mónica Delta,Opina.21
mdelta@peru21.com

La jueza dictó finalmente prisión para ‘la niña de los ojos’ de Daniel Abugattás. ¿Qué dirá ahora? ¿La seguirá defendiendo? Increíble de qué manera la ceguera partidaria pudo no ver que Obregón estaba rodeada de vínculos nada santos que, incluso, llegaban hasta las cúpulas senderistas como la que integraba ‘Artemio’.

Humala debe poner sus ‘barbas en remojo’ y ‘pasarse el cuy’ luego de haber tenido a Obregón y compañía como escuderos en sus tiempos de ‘gran transformación’.
Felizmente se impuso una hoja de ruta que, aunque el mandatario no lleva a cabo con un perfil de gran líder, al menos nos permite mantenernos en el camino del crecimiento y de la democracia. Obregón debe convertirse en el ejemplo que no se debe seguir para escoger candidatos al Congreso. ¿Tendrá el mismo destino la Sra. Elsa Malpartida? Dependerá de la justicia.

En el caso Obregón, la decisión judicial se basa en una investigación de meses que incluye interceptaciones telefónicas que demuestran que ella orquestaba el envío de droga a grandes ‘narcos’ extranjeros aprovechando su disfraz de dirigente cocalera y partidaria. Incluso llegó a sobornar al terrorista ‘Artemio’ para que no la delatara. Me resisto a pensar que por el Congreso han pasado semejantes legisladores, creí que ya teníamos bastante con los ‘robacable’, ‘comeoro’ y las ‘repartijas’. En el caso de Obregón, que en su momento juró por “Dios y la Patria” defender nuestra Constitución, resultó que lo que defendía era el tráfico de toneladas de cocaína para seguir matando jóvenes en el mundo, atrapados en la drogadicción. Cuidado que esto es solo un aviso de lo que se puede ‘colar’ en nuestro sistema institucional y político. Nuestra realidad ya demuestra que en el Perú se lava dinero por más de US$7 mil millones. Estamos más que advertidos.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.