25.SEP Viernes, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Charles Nelson, profesor de Neurociencia de Harvard, estudia el desarrollo neurobiológico y el efecto de la adversidad en el desarrollo cerebral de los niños. La mayoría del desarrollo humano ocurre durante los primeros seis años. Los ambientes adversos y la privación, incluyendo la desnutrición, negligencia, estrés y violencia en la primera infancia, alteran la biología y trayectorias normales del desarrollo, el bienestar físico y mental, el aprendizaje y el comportamiento en la vida adulta. Revertir estos efectos es muy difícil.

El 43.5% de los niños menores de 3 años tiene anemia, mientras que en el área rural el 26.5% de los menores de 5 sufre de desnutrición crónica infantil (DCI). Ambas están relacionadas con la pobreza. Quienes viven en pobreza no logran satisfacer sus necesidades básicas. El valor nutricional de lo que consumen es muy bajo pese a que dedican entre 50-80% de sus ingresos a su alimentación. Son las regiones más pobres donde se encuentra mayor incidencia de DCI: Huancavelica (33.4%) y Cajamarca (26%), y de anemia infantil: Puno (75.9%), Loreto (60.7%) y Pasco (60.6%).

Tenemos 3 millones de niños viviendo en pobreza (Unicef). Ellos corren el riesgo de no lograr desarrollar capacidades cognitivas y tendrán dificultades para entender, aprender y memorizar. Tampoco lograrán desarrollar aptitudes técnicas, lo que reducirá sus posibilidades de conseguir trabajos bien remunerados. La inversión en capital humano es clave para mantener la productividad y desarrollo económico del país. El IDI encontró que la desnutrición le cuesta al Perú S/11 mil millones (2.2% del PBI). Costos directamente relacionados con la pérdida de productividad. Se calcula que, por cada dólar que el Estado invierte en nutrición infantil, se obtiene una tasa de retorno entre US$9 y US$40 (CARE).

Necesitamos invertir en nutrición, salud, educación y ambientes seguros para lograr que los niños peruanos desarrollen todo su potencial.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.