14.AGO Martes, 2018
Lima
Última actualización 02:09 pm
Clasificados
Opinión

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, frase que, palabras más palabras menos, se le atribuye a Einsten.

La inversión pública (IP) acumula una caída de 5% en el primer semestre; pese al crecimiento de 2.8% en junio, gracias a la Línea 2. JL Bonifaz (EC 16/06/17) muestra cómo solo el 6% de los proyectos de IP del Gobierno Central entre 2001 y 2016 fueron de gran envergadura. Mientras que para los regionales fue 5.3% y los locales 1%. La gran mayoría de PIP son pequeños porque los gobiernos no cuentan con las capacidades técnicas necesarias para sacar adelante grandes proyectos. Este es uno de los problemas que nos dejó la apresurada descentralización de Toledo. Y de que los gobiernos siguientes no se hayan preocupado en capacitar a los funcionarios locales y recentralizar funciones que los municipios más pequeños no pueden asumir.

El país enfrenta dos grandes retos: un gran déficit de infraestructura, que limita el acceso a servicios y el desarrollo de actividades económicas; y la incapacidad del Estado para lograr cerrar esa brecha. No es por falta de recursos, es por una mala elección de proyectos, sea por corrupción o incapacidad. Lo cierto es que no podemos seguir esperando a que el Estado desarrolle capacidades. Súmele el problema de la falta de voluntad de los funcionarios para asumir responsabilidad, lo que nos ha llevado a una parálisis. Nuevamente, sea por corrupción, intereses o miedo, ¿cuántos de los grandes proyectos licitados en los últimos años están paralizados o con retrasos? Línea 2, pista 2 del aeropuerto, Chavimochic, Gasoducto, Pampa de Olmos…

No podemos seguir haciendo las cosas igual y esperar resultados distintos. Los países con instituciones de gestión de la IP sólidas realizan inversiones predecibles, confiables, eficientes y productivas. Por ello, es crucial fortalecer y empoderar a las instituciones encargadas de la planificación, asignación de recursos e implementación de IP.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.