30.SEP Sábado, 2023
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Carlos Carlín,Habla.Babas
“Tal vez esta tragedia arroje luz sobre la seriedad de la depresión”, tuiteó Lady Gaga tras el suicidio de Robin Williams. Más allá de condolencias, recuerdos, homenajes, frases hechas y agradecimientos póstumos, esta frase cobra importancia si es que sirve como alerta para atender males cada vez más comunes. Por ignorancia, nos hemos acostumbrado a trivializar enfermedades y trastornos. Por desinformación señalamos alegremente a las personas con títulos que más corresponden a diagnósticos médicos. Cada vez es más común escuchar la palabra ‘bipolar’ en una conversación ligera, como si la bipolaridad fuese algo simple. Hacemos chistes sobre el Alzheimer olvidando el drama que significa para los pacientes y sus familias convivir con esta enfermedad. Incorporamos la palabra ‘drogadicto’ a nuestra lista de insultos y menospreciamos con soberbia a quienes sufren una adicción. De la misma forma, jugamos también con la depresión. Por ignorancia, desinformación y falta de interés trivializamos lo que en realidad son enfermedades muy serias. Como bien quiso decir Gaga, tal vez la trágica muerte de un personaje famoso como Robin Williams sirva, al menos, para que por fin prestemos atención a enfermedades que conviven con nosotros sin que nos demos cuenta y que día a día están matando más personas, la mayoría, no tan populares como él.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.