26.MAY Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

EEUU espió a Dilma Rousseff y a Enrique Peña Nieto

Mandataria de Brasil convoca a embajador norteamericano para exigir una explicación. Brasilia llevaría el caso ante la ONU.

Enrique Peña Nieto y Dilma Rousseff. (Internet)
Enrique Peña Nieto y Dilma Rousseff. (Internet)

Estados Unidos espió e-mails y conversaciones telefónicas de la presidenta brasileña Dilma Rousseff y del mexicano Enrique Peña Nieto, según documentos divulgados por la televisión brasileña, en un incidente potencialmente explosivo para las relaciones de Washington con las dos mayores economías de América Latina.

Irritada, Rousseff convocó para hoy al embajador de Estados Unidos para explicar la aparente violación de su soberanía.

Documentos filtrados por el fugitivo estadounidense Edward Snowden y revelados anoche por la Rede Globo sugieren que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) interceptó mensajes de Peña Nieto durante la campaña electoral del 2012 con los nombres de algunos de sus futuros ministros.

“El Equipo de Liderazgo de México de la NSA realizó un esfuerzo de desarrollo de blanco de dos semanas contra uno de los principales candidatos presidenciales de México, Enrique Peña Nieto”, dice uno de los documentos mostrados por el programa Fantástico de Globo.

Un portavoz de la presidencia de México declinó comentar el reporte de la Rede Globo.

También se espiaron llamadas telefónicas y mensajes de Rousseff y sus principales asesores, según un documento de la NSA entregado por el fugitivo Snowden al periodista Glenn Greenwald, del diario The Guardian de Londres y colaborador de la brasileña Rede Globo.

El documento, al parecer una presentación interna sobre herramientas de espionaje electrónico de la NSA, dice que la agencia “fue capaz de aplicar con éxito esta técnica contra objetivos brasileños y mexicanos experimentados con OPSEC (seguridad de operaciones)”.

Los nuevos documentos ahondan el malestar en varios países de América Latina tras revelaciones previas de que la NSA había espiado las comunicaciones de sus ciudadanos.

Y el impacto podría ser demoledor para la aproximación de Brasil con Estados Unidos, que incluye una visita oficial de Rousseff a Washington en octubre. La situación también es muy incómoda para México, un importante socio comercial y aliado de Estados Unidos.

El Gobierno brasileño dijo que exigiría explicaciones a Estados Unidos y podría llevar el caso ante Naciones Unidas.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.