17.ENE Miércoles, 2018
Lima
Última actualización 12:58 pm
Clasificados
Opinión

“Así que, ya cuñao, para ti la Concha de Oro por no quitarte la Careta y ocultar información a tus lectores”.

Caretas me quiso endilgar la concha de la semana –por argumentar que Fujimori es un chivo expiatorio–, pero no la acepto por falta de méritos. Algo que les sobra a sus editorialistas, así que seamos generosos: si se presentan al Festival de San Sebastián con la obra “Los conchudos” de Sofocleto, no dudo de que se llevarían el máximo galardón, la Concha de Oro.

Los Careteros me definen como opinante, también fui quien negoció los primeros dos préstamos de la reinserción en 1991 y 92 que desembolsaron al Perú los primeros US$1,200 millones. Los solo opinantes son ustedes.

Su plato fuerte es que la sentencia a Fujimori ha sido confirmada por el Tribunal Constitucional. Pero ocultan a sus lectores que hay correspondencia anterior al juicio que muestra que el juez partió de la presunción de culpabilidad y que, además, el sistema judicial del Perú es, según los datos del Foro Económico Mundial, el undécimo más corrupto del planeta, insertado en la lista entre Madagascar, Sierra Leona, Myanmar y Burundi, Nicaragua y Mauritania.

Voy a recordarles, Careteros, los artículos 10 y 11 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

“Toda persona tiene derecho …a ser oída… con justicia por un tribunal independiente e imparcial…” (Art. 10)

“Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad…” (Art. 11)

Ahora cotejen estas garantías –de independencia, imparcialidad, presunción de inocencia y pruebas– con el texto de los e-mails cruzados un año antes del juicio entre el juez CSM y los juristas de Alicante:

(Del juez a jurista de Alicante)

“Mis dudas son respecto del título de imputación… la autoría mediata y la coautoría. Como entender ambas teorías, sobre todo en la que considero más acertada, de la autoría mediata -me releva de mayores rigores de prueba… Te pido por favor esto con urgencia pues de lo contrario se puede joder el tema.”

(Respuesta del jurista al juez)

“La idea es sacamos de encima la necesidad de la prueba… Se cambió oportunamente el título de imputación. puesto que se pretendía llevar adelante la imputación por coautoría, estaba muerto el caso. Bien jugado con… los amigos que alertaron a la Fiscalía pues de lo contrario nos íbamos al traste.”

(Del juez al jurista)

“Negro hasta que por fin respondes. Ya cuñao. Estoy a la espera de tus comentarios ‘in extensos’”.

Desde luego, la “prosa jurídica” es sobrecogedora. Así que, ya cuñao, para ti la Concha de Oro por no quitarte la Careta y ocultar información a tus lectores.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.