23.MAY Miércoles, 2018
Lima
Última actualización 02:09 pm
Clasificados
Opinión

“Entretanto, el presidente del BCR, Velarde, lanza su propia crítica fulminante: “Con 5,400 millones de dólares se podrían construir cuatro carriles en la Carretera Central”.

Petroperú ha contratado de nuevo a la consultora AD Little; quiere que la consultora refrende el faraónico gasto de 5,400 mill. de dólares en la nueva refinería de Talara. La Contraloría argumentó que dicho gasto no está justificado, ya que el proyecto no difiere sustancialmente de la propuesta que formuló AD Little en 2008 al costo mucho menor de 1,334 millones de dólares.

El que hayan cesado al contralor no significa que su crítica carezca de mérito; y así es porque en 2008 la citada consultora planteaba ya una refinería prácticamente nueva, con 3 unidades de desulfuración y un flexicoker, y concluía que –a un costo de 1,334 millones– la tasa de rentabilidad era 13.5%.

Por eso, esperamos ávidos los cálculos actualizados que AD Little entregará pronto a Petroperú, y que suponemos que la estatal exhibirá en su portal; transparencia de la que ha hecho gala solo desde abril último, pues antes los documentos eran “top secret”. Se les ha olvidado, sin embargo, colgar los tres tomos que elaboró en 2012 la consultora Macroconsult sobre los supuestamente favorables efectos económicos de la refinería.

He aquí el dilema hamletiano de AD Little. ¿Nos dirá en su nuevo informe que los cálculos de 2008 estaban mal y la tasa de rentabilidad no era 13.5% sino, pongamos, 44%? ¡Malo para su reputación! ¿O alternativamente nos dirá que el 13.5% estaba bien calculado y que, por consiguiente, el proyecto ahora, a un costo cuatro veces mayor, es una inversión ruinosa?

¿O han cambiado los supuestos y ahora los flujos de caja son mucho mejores? Difícil línea de argumentación, porque las perspectivas del sector por aquel entonces, antes del colapso de 2008, eran mucho más favorables que ahora.

Triquiñuelas aritméticas como, por ejemplo, subir el margen de refino por barril de 5 a 10 dólares son inaceptables para una consultora seria.

Entretanto, el presidente del BCR, Velarde, lanza su propia crítica fulminante: “Con 5,400 millones de dólares se podrían construir cuatro carriles en la Carretera Central”. Días después el presidente de Petroperú, García Rosell, le replica en una entrevista con un “me río interiormente de los comentarios del BCR contra la Refinería”.

Pues tómeselo en serio Don Luis E, porque Don Julio algo sabe de Economía (la ciencia de asignar recursos escasos a sus fines más productivos), no en vano es uno de los pocos banqueros centrales que ha parado una hiperinflación (1990) y una deflación (2008). Para reírse de su crítica tendría que ser usted un John D. Rockefeller.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.