24.FEB Sábado, 2018
Lima
Última actualización 12:58 pm
Clasificados
Opinión

“Para pescar a un pez grande se necesita mucha experiencia, firmeza y mucha paciencia”.“Para pescar a un pez grande se necesita mucha experiencia, firmeza y mucha paciencia”.

Como en todas las grandes historias de corrupción, la sentencia ciudadana llega de prisa, la justicia, con mucha suerte, llega a cuentagotas y en nuestra realidad casi siempre, de manera selectiva. En uno de esos capítulos estamos los peruanos tras conseguir en Brasil, Estados Unidos y Suiza la confesión premiada de los principales cabecillas de la banda organizada que construyó toda una estructura de sobornos para ganar licitaciones, construir megaproyectos sobrevaluados y llevarse la plata a cuentas off shore en al menos diez países del continente.

El escándalo ODEBRECHT, como un huaico se está llevando todo lo que encuentra a su paso: políticos, empresarios, periodistas, jueces, fiscales, y sabe Dios a quien más. Está debilitando, a marcha forzada, el respaldo popular del presidente Pedro Pablo Kuczynski y de su gabinete en solo 7 meses de gobierno.

Hay incluso un congresista, Moisés Guía, de su propia bancada que pide su vacancia. Esto que parece de locos le está pasando a un jefe de Estado que carece de operadores que, por lo menos, manejen con astucia sus diferencias internas.

Por supuesto el respetable pide a gritos que todos los ex presidentes vayan a la cárcel por el escándalo de las coimas. La Fiscalía, hasta ahora, ha denunciado y detenido a los llamados “peces chicos” y evidentemente para el ciudadano promedio no alcanza para contrarrestar la sensación de impunidad eterna de los poderosos.

Es cierto que para pescar a un pez grande se necesita mucha experiencia, firmeza y mucha paciencia, pero también es verdad que muchas veces, a nuestros investigadores se les escapan hasta los tortugas.

Fuentes confiables dicen que esta semana puede ser crucial. La Fiscalía presentaría las primeras denuncias de alto calibre en el caso Lava Jato, lo que iniciaría el dramático desenlace del megacaso de corrupción. Cita textual de IDL Reporteros. Otra bomba es el aeropuerto de Chinchero, pero ya es materia de otra columna. Amén.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.