12.NOV Lunes, 2018
Lima
Última actualización 11:54 am
Clasificados
Opinión

“Toledo dice que no se corre de las investigaciones, pero en la víspera salió hacia EE.UU.”.

Hasta ahora, solo ‘suertudo’ a pesar de las nuevas revelaciones. Nos referimos al ex presidente Alejandro Toledo, que sigue disfrutando de su estancia en la Universidad de Stanford. Los expertos aseguran que NO se ha solicitado prisión preventiva porque el fiscal anticorrupción Hamilton Castro se resiste a entregarle a la fiscal Villar el documento obtenido del Reino Unido para anexarlo al caso Ecoteva. Con esos expedientes bancarios se prueba que, en 2006, el financista de Toledo recibió depósitos por más de un millón y medio de dólares desde cuentas vinculadas a la constructora brasileña Camargo Correa.

Es inaceptable que el Ministerio Público, con investigaciones paralelas y de alguna manera vinculadas, no facilite el trabajo de la justicia. Toledo dice que no se corre de las investigaciones, pero en la víspera de nuevas revelaciones salió del país hacia Estados Unidos.

Muy peligroso para un estado de ánimo de toda la sociedad, donde ex presidentes, funcionarios y políticos de todas las tiendas están bajo sospecha y con indicios más que suficientes para que la justicia actúe.

Si las autoridades no actúan con diligencia, como está ocurriendo en otros países con los implicados en sobornos de Odebrecht, Camargo Correa y otras empresas, lo que se puede venir en el Perú es la encarnación de todo lo que represente un antisistema, con un solo grito: ¡QUE SE VAYAN TODOS!

Estemos avisados y que a la clase política, sobre todo a los encargados de impartir justicia, les quede claro que si no lo hacen, ¡nos vamos todos al CARAJO! Esta es una oportunidad para comenzar a pescar a los coimeros y a los coimeados. Ya sabemos cómo lo hicieron, ahora tenemos que saber quiénes son esos poderosos que se metieron la plata a sus cuentas bancarias. La única forma de sobrevivir al vomito negro provocado por los artífices de este sistema de sobornos es que el Poder Judicial erradique la impunidad de los grandotes. No es broma.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.