13.JUN Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Juan Sheput: "En el fujimorismo hay un ánimo respondón"

“En el fujimorismo no saben ni dónde están y de ahí que tienen diferentes posiciones, las marchas y contramarchas, porque no hay una agenda. (…) el partido está como la veleta, va adonde lo lleve el viento de la opinión pública”.

"El presidente Kuczynski está tomándose sus tiempos en cuanto al reacomodo en el gabinete", dijo Sheput. .(Atoq Ramon)
"El presidente Kuczynski está tomándose sus tiempos en cuanto al reacomodo en el gabinete", dijo Sheput. .(Atoq Ramon)
Patricia Quispe

Patricia Quispe

@pquispev

El vocero alterno de Peruanos por el Kambio (PpK), Juan Sheput, habla sobre lo que espera del incremento en la aprobación presidencial, los posibles cambios en el gabinete y el rol opositor del fujimorismo, pero es sobre este último tema que afina la puntería.

¿De qué forma debe aprovechar el gobierno el repunte de PPK en las encuestas?
Indiscutiblemente, esto es un reconocimiento de la población a la actitud del Ejecutivo de brindar ayuda a la población más necesitada; el desafío va a ser convertir en tendencia este impulso inicial. Se ha quebrado la tendencia descendiente que llevó a PPK a perder 35 puntos en los últimos seis meses. Eso tiene que ser aprovechado con medidas concretas en la reconstrucción, reformas puntuales para el mejoramiento de la seguridad y la economía. Este incremento legitima al presidente para emprender otro tipo de iniciativas.

¿Debería dar paso a un reacomodo ministerial?
El presidente Kuczynski está tomándose sus tiempos en cuanto al reacomodo en el gabinete. Este repunte le da el oxígeno suficiente para meditar y evaluar bien si hace cambios.

Si hay un yerro en la reconstrucción, lo que le dio el espaldarazo a PPK también podría quitárselo…
Hipos como ese hemos visto en el caso de Pisco y Alan García. La actuación de los ministros ahora tiene que circunscribirse a no descuidar sus carteras y, en paralelo, atender a los damnificados. Del equilibrio de ambas cosas dependerá la sostenibilidad del gobierno en los próximos meses.

La última encuesta de Datum señala que el 48% cree que Keiko Fujimori debe ser la candidata presidencial del fujimorismo; 17% opina que debe ser su hermano Kenji…
Al final, la opinión pública determinará por el fujimorismo sin ningún tipo de fisuras. El respaldo a Kenji Fujimori es más emocional y albertista que sólido, y como emocional, llega y se va. Al final, no tengo ninguna duda de que el liderazgo del fujimorismo está alrededor de Keiko.

¿Y cómo ve el desenvolvimiento de Keiko Fujimori como líder de la oposición?
Ella se encuentra desconcertada y debería apostar más por tener un núcleo político parlamentario que de asesores saltando alrededor de ella. El asesor tuitero, respondón, confrontacional, no necesariamente ayuda en momentos como estos en que se requiere de mayor raciocinio y calidad en el debate. Creo que se está dando cuenta de que (tener) 72 congresistas es más que un logro, un presente griego, porque manejarlos es sumamente complejo, más aún cuando no se tiene una agenda…

¿Cree que no tiene agenda?
El gran fracaso del fujimorismo es que no ha construido una agenda alternativa de poder. Nadie sabe cuáles son sus propuestas en materia laboral, económica, de seguridad. El fujimorismo tiene el monopolio de la crítica y la frustración de la ausencia de agenda es su principal problema.

¿Cree que Keiko Fujimori no ha superado la derrota?
Creo que se equivocaron de apuesta. Ellos apostaron a cruzarse de brazos y a que todo se caiga solo en lugar de convertirse en una alternativa de oposición que le dé a la opinión pública la esperanza de una agenda alterna. No han podido hacerlo, ni siquiera tienen un gabinete en la sombra. ¿Quién es el personaje fujimorista en seguridad, en materia laboral y económica? No hay, el debate se limita a la crítica y al ánimo respondón, pero no hay un esquema de propuestas y eso los frustra. Ahí están las marchas y contramarchas.

¿Están a la deriva?
El desconcierto es peor que estar a la deriva, no saben ni dónde están y de ahí que tienen diferentes posiciones. Cuando hay una agenda, uno sabe a qué atenerse. Cuando no la hay, el partido está como la veleta, va adonde lo lleve el viento de la opinión pública.

¿Y a qué se puede atener el gobierno respecto de Fuerza Popular?
Yo al menos veo en el fujimorismo algo más que 72 votos, veo que hay personas razonables con las que se puede conversar y establecer una agenda en beneficio del país. El principal error del gobierno también sería ese: ver en el fujimorismo solo 72 votos; hay que verlos como alternativa capaz de establecer una agenda común. Ellos todavía no han entendido que si al país le va mal, a ellos también. Tienen un poder del Estado en sus manos y les corresponde actuar con la madurez necesaria como para construir una agenda.

¿Cuál es su postura frente al proyecto de ley de control de medios? Alejandra Aramayo aduce que hay un ‘sicariato periodístico’.
Esa actitud me permite señalar que en el fujimorismo están desconcertados. En el manual ‘Coquito’ de la política, lo que corresponde es retirar el proyecto porque nació muerto. Piensan que tendrán los votos, pero no tendrán la legitimidad ni el reconocimiento. ¿Para qué van a sacar una ley que va a ser repudiada, que va contra ellos mismos?

Puede ser cuestión de no querer dar el brazo a torcer…
Los políticos se diferencian de los topos en que, mientras estos van adelante arañando a como dé lugar, los políticos saben cambiar de posición cuando ven que esta no es conveniente. El fujimorismo debe entender que la flexibilidad también es buena en política.

Autoficha

  • “Soy congresista y vocero alterno de Peruanos por el Kambio. Integro las comisiones de Trabajo, Cultura y Modernización del Estado. Sobre mi inscripción en PpK, lo estoy meditando. Ahora estoy abocado a la Comisión del Bicentenario, en la que hay congresistas de primer nivel”.
  • “Presido la Comisión del Bicentenario. Estamos desarrollando un plan de trabajo. Queremos no solo celebrar con conferencias, monumentos y ceremonias, sino tener una base legislativa que marque un antes y un después a partir de 2021”.
  • “La vida me ha permitido cumplir dos papeles: ser oficialista en relación al Ejecutivo y opositor en el Congreso; es algo que nunca imaginé. Era un déficit que tenía: el ser parlamentario, porque antes fui dirigente partidario, ministro de Estado; estoy muy contento”.

Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.