23.MAY Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

La entrevista a Luis Carranza en El Comercio, publicada el 4 de abril, no podía ser más provocadora. El ex ministro estrella del régimen anterior aseguraba que el quinquenio de Humala es un desperdicio, pues, en lugar de incrementar la inversión pública y asegurar la competitividad, han proliferado regulaciones en sectores como Ambiente y Trabajo, que desalientan la llegada de más dinero.

En su respuesta, Alonso Segura, actual ministro de Economía, afirmó que la desaceleración es producto de factores externos, que el gobierno ha tomado sus precauciones para remontarla, y aprovechó para acusar a Carranza de estar usando el discurso económico para hacer campaña rumbo al 2016.

¿Quién tiene la razón en este duelo? Probablemente ambos. No hay duda de que los factores externos que le tocaron a Humala son bastante menos amables que los que enfrentó García. No obstante, tampoco podemos negar que, en materia económica, este gobierno ha tenido grandes patinadas.

Lo curioso de este debate es lo alejado que está de la vida cotidiana de los peruanos. Arellano Marketing acaba de publicar un estudio en el que se demuestra que siete de cada diez ciudadanos afirman encontrarse igual o mejor que el año pasado. Además, confiesan que gastan más y que sus ingresos no han disminuido. Como para desmentir a las voces pesimistas, la gran mayoría de encuestados considera que no hay crisis y que su vida mejorará el próximo año. Como bien se pregunta Arellano, ¿por qué hay una diferencia tan marcada entre la percepción del ciudadano y la de los especialistas?

Está claro que el discurso “nos estamos hundiendo” busca poner al gobierno contra las cuerdas para que no se le sigan cayendo proyectos de inversión; sin embargo, cabe preguntarse si conviene tanto pesimismo. Quién sabe si, de tanto gritar “ahí viene la crisis”, terminamos creando un trance psicológico que en las urnas puede traducirse en cualquier cosa.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.