20.JUL Sábado, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Varios países en América Latina, entre ellos Perú, están en proceso, o ya han licitado, la banda ancha para mejorar sus telecomunicaciones. La banda ancha amplía el espectro multiplicando su capacidad de transmitir datos, voz e imagen a velocidades a las que no estamos acostumbrados. Es como tener la autopista más moderna contra caminos rurales. La gran pregunta es qué va a transitar por esta gran autopista, porque sería un desperdicio de recursos invertir en ella para que solo transiten carcochas antiguas (correos electrónicos y mensajes simples) en vez de autos de alta velocidad (contenidos útiles para la población). Es por ello que se debe estudiar cómo generar una demanda que no solo sea aprovechada por unos pocos, sino que sea una herramienta de inclusión social. Para ello se pueden establecer servicios que atiendan de forma eficaz a la población más excluida. En el mundo hay ejemplos interesantes, donde se dan servicios innovadores en educación a distancia, salud, información de ida y vuelta a las áreas rurales más distantes en precios y clima. El Perú tiene una oportunidad para atender a las poblaciones excluidas con innovación.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.