23.MAY Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Juan José Garrido,La opinión del director
La premier Ana Jara tiene importantes retos por delante. Para algunos analistas, su perfil y militancia la señalan como una seria candidata a la plancha presidencial que deberá llevar el nacionalismo el 2016. Para otros, siendo ello muy improbable, son de corto plazo: sacar al Ejecutivo de la situación –casi de parálisis– en la que se encuentra y remontar en las encuestas lo más rápido posible.

Sean esos u otros, lo cierto es que el primer reto de la premier pasa por mostrar independencia frente a la figura de la primera dama. ¿Es posible? Y, de serlo, ¿cómo afirmarlo?

Creo que, siendo difícil lo primero, más complicado es lo segundo. Ana Jara es una mujer de partido, leal, sincera y valiente; no les ha corrido a las riñas y pujas típicas del ambiente político, y sin embargo ha sabido tender puentes con otras filas partidarias. Es sobre la base de estos atributos que, parece, logró el derecho a liderar el Consejo de Ministros. Pero esa es solo una de las razones.

La otra es que el Ejecutivo necesitaba una figura que mostrara mayor firmeza y aplomo, sin caer en la búsqueda de rentas personales (en cuanto a popularidad). Otro espacio donde, todo apunta, Ana Jara gana algunos puntos más.

Finalmente, está la capacidad de liderar el mensaje y las acciones del gobierno para revertir la tendencia decreciente de nuestra economía. Bien articulada, y si se respalda en el ministro Castilla, esto no debería ser problema.

¿Cuáles son los espacios donde la premier Jara puede desarrollar una imagen propia? Sin duda serían los esfuerzos por mejorar las bases institucionales del gobierno y del Estado, lo cual incluye distintos niveles de acción.

Siendo esto así, y descartando una eventual postulación de la primera dama (su mensaje en Facebook de ayer cierra –ojalá definitivamente– el debate), ¿tiene pasta Ana Jara para postular a la Presidencia? Habrá que ver cómo responde ante las diferentes pruebas que su nuevo cargo conlleva. De hecho, la primera la tiene en un par de semanas, cuando deba ratificarla el Congreso. Habrá que estar atentos.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.