18.NOV Domingo, 2018
Lima
Última actualización 11:54 am
Clasificados
Opinión

Un tema que saltó entre líneas en la CADE 2015 y que es tan o más importante que las reformas institucionales para crecer es el agua.

Ya se ha mencionado en esta columna que el 30% de peruanos aún no tiene acceso a agua potable y que países tan desérticos como Egipto llegan a tener una cobertura de saneamiento básico casi seis veces mayor que el Perú.

Si queremos que la industria crezca en las regiones, necesitamos agua. Si queremos que la agricultura crezca, necesitamos agua. Si necesitamos que la minería responsable opere, también necesitamos agua, para la empresa y para la gente.

Si queremos niños mejor educados, también necesitamos agua. ¿Cómo así? El agua es el inicio de toda la cadena que asegura el desarrollo en un país. Un niño que no tiene acceso al agua difícilmente saldrá de la desnutrición. Un niño que no está bien nutrido y que sufre enfermedades diarreicas agudas difícilmente asistirá al colegio y, si asiste, difícilmente aprovechará todos los esfuerzos que está haciendo hoy el Minedu para mejorar la calidad de la educación.

¿Queremos estar en el puesto 30 en la prueba de PISA en los próximos diez años? Pues tengamos agua. ¿Queremos que la agroindustria empiece a exportar en grandes cantidades? Pues impulsemos el desarrollo de este servicio. ¿Servicio? Es que quizás lo estamos enfocando de manera equivocada.

El agua no es un servicio, es un derecho y, como tal, el Estado debería no solo garantizarlo, sino impulsar su cobertura al 100%, desde las metas del Ministerio de Vivienda, desde las metas de modernización municipal de los gobiernos locales para empezar con el saneamiento físico legal, hasta el desarrollo de una cartera prioritaria de obras por impuestos para el sector privado. Si el Estado no puede solo, pues trabajemos en un pacto multisectorial para lograrlo. Desde ya, empecemos a trabajar por una CADE para el agua.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.