01.DIC Viernes, 2023
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

El área del Cuartel General del Ejército en San Borja o “Pentagonito”, ha pasado por una transición interesante que nos puede ayudar a entender por qué no tenemos espacios públicos de calidad. A fines de los años ochenta todo parecía perdido para el Perú: hiperinflación, coches bomba y bombas lacrimógenas, disparos al aire y balaceras a quemarropa, brotes del cólera que nos hicieron dejar de comer en las calles y agarrarle terror al cebiche. De esa época, recuerdo una decena de carteles en los alrededores del Pentagonito con la frase “No detenerse, orden de disparo”. Nadie se atrevía a detenerse – ni los niños– pues sabíamos que hablaban en serio.

La situación del país obligó a los hogares, particularmente en Lima, que crecía con rapidez e improvisación, a enrejarse, a amurallarse y colocar púas sobre nuestros muros, creando búnkeres en nuestras propias casas.
Ya por el año 95, cuando la cosa parecía más estable, esos letreros desaparecieron y la Municipalidad de San Borja, empezó a colocar barras en las esquinas de la zona para hacer ejercicios y se creó una ruta para caminar alrededor de los 4.5 kilómetros del Pentagonito. Veinte años después, vemos que el parque que se ha construido al frente se ha convertido en un espacio público envidiable. Hoy, la orden es detenerse y disfrutar. De ahí que sacar militares a las calles para acabar con la inseguridad puede ser contraproducente para nuestra calidad de vida y para el consumo que dinamiza la economía. La calle no debe ser vista como un espacio para desplazarse, sino que su diseño debe invitar a quedarnos en ella y disfrutarla.

Cuando se empiecen a diseñar nuestras ciudades como nuestro lugar para estar, nuestro sentido de pertenencia a lo público aflorará y, con ello, la formación de una ciudadanía más sólida, con un enfoque de colectividad, de respeto y tolerancia hacia los demás. ¿Queremos mejores políticos? Empecemos por formar ciudadanos con real conciencia de lo público.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.