19.JUL Viernes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Rafael Correa irá a la reelección en 2013

Alianza PAIS, movimiento político del presidente de Ecuador, lo designó de manera unánime como candidato, tras unas elecciones primarias. Busca un tercer triunfo.

(AP)
(AP)

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, inició hoy su carrera para ser reelecto en febrero del 2013, unos comicios en los que parte como favorito para lograr un nuevo mandato de cuatro años que le permitiría profundizar sus políticas sociales y de fuerte control estatal de la economía.

Desde que asumió el cargo en enero del 2007, este economista de 49 años educado en Estados Unidos ha mantenido altos niveles de popularidad gracias a un elevado gasto en hospitales, escuelas y carreteras.

La escena política ecuatoriana actual muestra a una oposición dividida y sin líderes carismáticos. En la vereda de enfrente, Correa buscará su tercer triunfo consecutivo en elecciones presidenciales.

Una eventual victoria allanaría la ruta de Correa para desplegar más reformas tendientes a incrementar los ingresos estatales derivados del petróleo y la minería. Pero la alta dependencia de las exportaciones de crudo del miembro más pequeño de la OPEP es su talón de Aquiles y Correa podría tener que bajar el gasto público si los precios caen.

“Hemos avanzado pero falta mucho (…) por eso aceptamos esta asignación, por eso debemos continuar con el poder político y seguir cambiando las relaciones de poder”, dijo ante cientos de seguidores que llenaron un popular estadio en el sur de Quito para las primarias de su movimiento político, Alianza PAIS.

Correa, padre de tres hijos y casado con una belga está al mando del país andino desde el 2007 y es uno de los pilares del bloque de izquierda que lidera el mandatario venezolano, Hugo Chávez, en América Latina, integrado por fervientes críticos del “imperialismo” de Estados Unidos y que estrecharon sus lazos comerciales y financieros con China.

En su discurso de aceptación de la candidatura, Correa dijo que buscará que el Estado sirva “especialmente a los más pobres, para cambiar las relaciones de poder para que ya no nos dominen la partidocracias, la bancocracias, burocracias internacionales, imperios extranjeros, dictaduras mediáticas, si no para que nos dominen como en democracia las grandes mayorías”.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.