26.MAY Domingo, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Ariel Castro acepta cadena perpetua para evitar la pena de muerte

El hombre retuvo contra su voluntad a Amanda Berry, Gina DeJesus y Michelle Knight por una década en su casa de Cleveland.

Ariel Castro durante audiencia preliminar en Cleveland. (AP)
Ariel Castro durante audiencia preliminar en Cleveland. (AP)

Ariel Castro, acusado de secuestrar a tres jóvenes durante más de una década en la ciudad de Cleveland (EEUU), aceptó hoy una condena a cadena perpetua, sin opción a libertad condicional, más 1,000 años de prisión para evitar ser ejecutado.

Durante una audiencia preliminar, la defensa de Castro llegó a un acuerdo con la Fiscalía que evitará continuar con el juicio y una posible sentencia a pena de muerte para Castro.

“¿Usted entiende que nunca volverá a salir de la cárcel?”, preguntó el juez a Castro durante la audiencia, a lo que éste contestó un rotundo “sí”.

Castro fue acusado de mantener en cautiverio, durante más de diez años en su casa de Cleveland (Ohio), a Amanda Berry, Gina DeJesus y Michelle Knight, quienes lograron escapar en mayo pasado.

El individuo se enfrentaba a un total de 977 cargos, entre ellos 512 por secuestro, 446 por violación y siete por abuso sexual.

Además, estaba acusado de dos cargos de homicidio agravado por supuestamente golpear a una de las mujeres hasta causarle un aborto.

También se le imputaron seis cargos por asalto sexual, tres cargos por negligencia infantil y un cargo por posesión de herramientas delictivas.

La noticia de que habían encontrado a las mujeres con vida conmocionó a la zona de Cleveland, donde dos de las víctimas eran muy conocidas tras años de búsqueda.

Las tres mujere*s, Berry, de 27 años; DeJesús, de 23, y Knight, de 32, *regresaron a vivir con sus familiares. La primera de ellas tuvo una hija con Castro, que ahora tiene seis años.

El comienzo del juicio estaba programado para el próximo 5 de agosto, pero el acuerdo evitará que las tres víctimas tengan que enfrentarse a rememorar su cautiverio con su testimonio.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.