25.JUN Martes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Arequipa: Arzobispado no ubica a sacerdote acusado de tocamientos indebidos

El monseñor Javier del Río lo invoca a entregarse a la justicia y pide que se abra investigación en la Santa Sede.

Arequipa: Arzobispado no ubica a sacerdote acusado de tocamientos indebidos. (USI)
Arequipa: Arzobispado no ubica a sacerdote acusado de tocamientos indebidos. (USI)

El sacerdote José Carranza Chavestas —quien es acusado de tocamientos indebidos a un escolar y por ello existe una orden de detención preliminar por nueve meses en su contra— está inubicable. El Arzobispado de Arequipa lo ha buscado en su domicilio y llamando por teléfono, sin obtener alguna respuesta.

“Hasta el día lunes nos hemos comunicado y el miércoles teníamos previsto una reunión a donde no asistió, pero ahora desconocemos de su paradero”, expresó el monseñor Javier del Río Alba, Arzobispo Metropolitano de Arequipa.

La autoridad eclesiástica invocó al sacerdote Carranza, quien está suspendido en sus funciones, a ponerse a derecho entregándose a la justicia.
Como es público, el último martes, la Primera Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior de Justicia de Arequipa dispuso el internamiento en el penal de Socabaya al clérigo mientras la Fiscalía culmina las investigaciones.

José Carranza fue denunciado por los padres de un niño de 12 años de tocarle las nalgas en la institución educativa Gran Unidad Mariano Melgar. El tocamiento indebido habría ocurrido en noviembre de 2016, pero recién en diciembre se efectuó la denuncia ante el Ministerio Público.

Desconocía antecedentes

Como la Fiscalía reveló en su investigación, en contra del cura José Carranza existía otra denuncia por tocamientos indebidos a cinco estudiantes de primero de secundaria. Este caso ocurrió hace 14 años.

Al respecto, el monseñor Javier del Río, sostuvo que en ese entonces él no se encontraba en el cargo y nunca fue notificado.

Alistan sanción

Esta semana, el Arzobispado de Arequipa emitirá un informe preliminar a la Santa Sede (Roma) para que determine el inicio del proceso sancionador en contra del sacerdote.

Del Río sostiene que existen los indicios suficientes que corroboran que la denuncia es verdadera, y explicó que el proceso administrativo que emprenderán demoraría unos tres meses y podría concluir con la separación definitiva del cura.

Lee también


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.