13.JUN Jueves, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Nancy Obregón coordinó con ‘José’ el frustrado asesinato de ‘Artemio’

Según declaraciones de testigos claves, el condenado senderista había perdido el control en el Alto Huallaga lo que facilitaba al Corah y a la Policía la erradicación de los cultivos de hoja de coca.

Escuchas telefónicas y declaraciones de testigos la sindican como responsable de terrorismo y narcotráfico. (Martín Pauca)
Escuchas telefónicas y declaraciones de testigos la sindican como responsable de terrorismo y narcotráfico. (Martín Pauca)

Pilar Sánchez
psanchez@peru21.com

Florindo Flores Hala, camarada ‘Artemio’, no solo se había convertido en una figura incómoda para el Estado peruano, sino también para la organización que entonces lideraba la exdirigente nacionalista Nancy Obregón, quien –según coincidieron varios testigos claves– lo responsabilizaba de haber perdido el control en el Alto Huallaga y, por ello, coordinó su asesinato.

“El camarada ‘Artemio’ no tenía presencia en Tocache, lo que facilitaba al Corah y a la Policía erradicar los cultivos de hojas de coca de los narcotraficantes . (….) Ante ello se dispuso que el terrorista Félix Huachaca (a) ‘Roberto’ asesinara al cabecilla senderista”, reveló un colaborador eficaz.

Previamente a ello, señala el expediente judicial al cual tuvo acceso Perú21, se decidió la creación de una columna terrorista armada en el Huallaga, ‘Comité Regional de Oriente’, integrado por mandos senderistas del VRAEM y encabezada por Wilder Satalaya, (a) ‘Koky’, presidente de la Asociación de Cocaleros y lugarteniente de la exparlamentaria nacionalista.

APOYO DE ‘JOSÉ’
“‘Koky’ solicitó (a Víctor Quispe Palomino), camarada ‘José’, el envío de una columna terrorista a Tocache, San Martín, con el objetivo de que se desplazara al Huallaga para asesinar a ‘Artemio’”, señala el documento judicial.

Todos estos hechos sucedieron en noviembre del 2009, dos años y tres meses antes de la captura del cabecilla senderista.

El dictamen judicial concluye que “para realizar este tipo de prácticas ilegales, la exlegisladora nacionalista utilizó como nexo a Satalaya y a la conviviente de este, Esperanza Morales (a) ‘Techy’. “El objetivo era que los Quispe Palomino, junto con la gente de la dirigente nacionalista, tuviera el control del Alto Huallaga”.

Sin embargo, el plan de asesinato a ‘Artemio’ abortó ante la captura en el 2010 de Huachaca.

BENEFICIADOS
De acuerdo con el expediente, la captura de ‘Artemio’, en febrero de 2012, no solo favoreció a la población peruana, sino también al ‘Comité Regional del Oriente’, que lideran los Quispe Palomino.

Al respecto, el testigo indentificado con el código TP-2012010 refiere que desde la captura de ‘Artemio’ se estuvo coordinando la llegada de una columna armada del VRAEM al Alto Huallaga para tomar posesión de la zona y organizarla con el fin de que no haya erradicación del cultivo de la hoja de coca y los narcotraficantes puedan comercializar alijos de drogas sin problemas.

ERAN SOCIOS
Sin embargo, no siempre existió este enfrentamiento entre Obregón y el excabecilla senderista.

El colaborador eficaz de clave TM-0128080014 reveló a la justicia que Obregón –antes de ser elegida congresista en el 2006– era manejada por ‘Artemio’ a su conveniencia para que dirigiera a los campesinos cocaleros.

Es más, la exparlamentaria y Elsa Malpartida coordinaban con el hoy condenado terrorista toda actividad relacionada con los campesinos.

“Ellas eran las que se tenían que encargar de llevar al pueblo a las manifestaciones para que protesten en contra de la erradicación de la hoja de coca. Pero cualquier marcha o desplazamiento siempre tenían que hacerlo con conocimiento y autorización de ‘Artemio’”, aseguró más de un arrepentido terrorista.

Señalan también que las exdirigentes cocaleras se reunieron en más de una oportunidad con el senderista para coordinar la creación de agrupaciones cocaleras en el valle del Alto Huallaga.

A cambio de toda esa ayuda, señala el testigo clave CDT-1010, el líder senderista y Juan Laguna, camarada ‘Piero’, acordaron un pacto de apoyo para “llevarlas al Congreso”.

Como retribución, ellas se comprometieron a apoyar a Sendero Luminoso, así como también luchar –desde su escaño– para evitar la erradicación del cultivo de coca.

Sin embargo, revelan, este pacto no se cumplió, por lo cual, ‘Artemio’ las tildó de “traidoras”.

Ese fue el inicio del resquebrajamiento de una relación, que concluyó en el 2009, cuando Obregón, siendo aún parlamentaria nacionalista, procedió a acercarse a los hermanos Quispe Palomino.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.