24.MAY Viernes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Critican reunión de autoridades académicas peruanas con Aritomi en Japón

Procurador Julio Arbizu dijo que rector y profesor de la Universidad Nacional de San Martín debieron tomar en cuenta que cuñado de Alberto Fujimori es prófugo de la justicia.

Aritomi trabaja como profesor en Universidad de Agricultura y Tecnología de Tokio. (Foto: Víctor Castro)
Aritomi trabaja como profesor en Universidad de Agricultura y Tecnología de Tokio. (Foto: Víctor Castro)

El procurador anticorrupción Julio Arbizu cuestionó la reunión que sostuvieron en Japón las autoridades de la Universidad Nacional de San Martín con el prófugo de la justicia Víctor Aritomi, cuñado del exmandatario Alberto Fujimori.

El funcionario dijo que el rector de dicho centro de estudios, Alfredo Quinteros, y el decano de la Facultad de Ciencias Agrarias, Orlando Ríos, debieron tomar en cuenta la situación legal de Aritomi antes de participar en la reunión.

“Todos tenemos un mínimo de conocimiento de quién es este sujeto, a quien le esperan varios procesos penales en Perú solicitados por la justicia; de modo que funcionarios se reúnan con él alegremente es, por decir lo menos, éticamente reprochable”, declaró a la agencia Andina.

Ambos visitaron la Universidad de Agricultura y Tecnología de Tokio, el 23 de abril pasado, y en la reunión sostenida con las autoridades de dicha institución participó Aritomi, quien se desempeña como profesor asociado.

Aritomi Shinto, casado con Rosa Fujimori, se desempeñó como embajador de Perú en Tokio durante el régimen de Alberto Fujimori (1990-2000). Es buscado por la justicia peruana por los presuntos delitos de apropiación ilícita de las donaciones japonesas y por enriquecimiento ilícito.

Asimismo, una reciente investigación del Ministerio Público señala que habría indicios de que habría participado en la ‘devolución’ de los 15 millones de dólares que inicialmente Fujimori pagó a su asesor Vladimiro Montesinos como CTS.

“Lo lamentable es que este sujeto se acogió a la ciudadanía y nacionalidad japonesa, y el gobierno de Tokio no extradita a connacionales”, señaló el procurador.

Esto sucede también con Rosa Fujimori, esposa de Aritomi, quien también fue procesada por el mismo tema y quien también reside en Tokio. “Ella, además de tener un mandato de captura internacional, es reo contumaz y, por tanto, sus delitos no prescriben”, explicó.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.