24.JUN Lunes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

"La Universidad Católica no es de la Iglesia"

“La nueva Ley Universitaria tiene claroscuros: pone orden, pero es reglamentarista. Las universidades deben ser evaluadas de acuerdo a sus resultados, no diciéndoles cómo deben hacer las cosas”, nos dice Eduardo Ísmodes.

Foto: César Fajardo.
Foto: César Fajardo.

Eduardo Ísmodes,Candidato a Rector de la PUCP
Autor: Gonzalo Pajares.
gpajares@peru21.com

Este viernes se elige el nuevo rector de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Marcial Rubio se presenta a la reelección y su rival es el ingeniero Eduardo Ísmodes, quien en esta charla nos habla de sus ideas y del conflicto que esta universidad mantiene con el cardenal Juan Luis Cipriani.

¿Es el candidato de Cipriani?
De ninguna manera, no lo conozco, nunca lo he tratado.

¿Tiene alguna antipatía contra Cipriani?
No. Es una persona a la que hay que respetar. Ha cometido errores en el pleito con la Católica… en realidad, los errores vinieron de ambas partes.

José de la Puente Brunke, quien integra su lista, es hijo de José de la Puente Candamo, quien, como Cipriani, es del Opus Dei…
Sí, son padre e hijo, pero eso no enlaza mi candidatura con esa congregación. Hacerlo sería como decir que, ya que Marcial Rubio es hijo de un militar, representa a las FF.AA. De la Puente Brunke no es miembro del Opus Dei y todos en la PUCP sabemos que es una persona distinta.

¿Cuán importante es la Iglesia para la PUCP?
Si somos ‘Pontificia’ y ‘Católica’, la Iglesia es muy importante, y nada más valioso que el ejemplo de Jesucristo.

¿La Católica sigue siendo ‘Pontificia’?
Sí. Hoy nos han prohibido usar el término pero debemos luchar pasar superar ese problema. Ante las leyes peruanas, las que nos rigen, somos la ‘Pontificia Universidad Católica del Perú’. Ahora, ser ‘pontificia’ nos acerca a la Iglesia, es un honor serlo y hay que cumplir con algunos requisitos para ser llamada así… y la mejor manera es, repito, siguiendo el ejemplo de Jesús.

¿Pero ese reconocimiento no lo da el Vaticano?
Ese reconocimiento es legal. Si el Vaticano nos dice que no merecemos ser ‘Pontificia’ y que no quiere que usemos el nombre tendremos que reunirnos.

¿Acaso no les han prohibido usar el nombre?
No, eso no ha pasado… y queremos evitar que pase. Por eso, el nombramiento, por parte del Papa Francisco, de tres cardenales –Peter Erdö, Gérald Cyprien Lacroix y Ricardo Ezzati– para conversar con la PUCP indica que su voluntad es que sigamos siendo ‘Pontificia’ y ‘Católica’.

¿Por qué está mejor preparado para esta negociación?
Por algo muy simple: Marcial Rubio cometió el error de querer dirigirlo todo. En Derecho hay un principio que dice: “No hay peor abogado que el abogado de sí mismo”. Y otro de los errores de Rubio fue declarar que esto era una guerra contra el Cardenal, lo que exacerbó los ánimos. Además, puso como abogado de la PUCP a alguien –Jorge Avendaño– que estaba peleado con Cipriani… algo de mal gusto. Por eso, nosotros conformaremos una comisión de exrectores, que será la encargada de negociar con los representantes del Papa.

¿No es el Papa quien nombra a los rectores de las universidades ‘pontificias’?
No, eso vulneraría nuestra autonomía. Nosotros cumplimos con la Ex Corde Ecclesiae, que rige a las universidades pontificias. Si bien es cierto lo que usted señala, cuando se dio esta norma nosotros ya existíamos como asociación civil y, como una cortesía, le pedíamos su opinión al Arzobispo de Lima, quien es, según el estatuto, nuestro Gran Canciller. Quizás esta autoridad deba tener opinión, posibilidad de veto, ser un gran consejero, pero no más. Su poder debería ser espiritual.

¿Cuánto pierde la PUCP si deja de ser ‘Pontificia’?
Se nos vienen juicios muy difíciles, de larga duración, donde se discutiría, básicamente, la propiedad de la universidad. Al final, saldríamos victoriosos porque nos asiste la ley… salvo que haya interferencias políticas, como las hubo en el gobierno de García.

Natale Amprimo, abogado de Cipriani, me dijo que la PUCP era de la Iglesia…
La Iglesia somos todos lo católicos: la curia y los fieles, en ese sentido es de la Iglesia, pero la PUCP no es propiedad de la Iglesia. Es más, si la PUCP desapareciera, sus bienes pasarían a la Universidad de Lovaina (Bélgica), no al Arzobispado de Lima.

¿Cipriani está equivocado sobre su rol en la PUCP?
Sí. Es una persona firme en sus ideas, cuando agarra enemigos no los suelta, pero en esta guerra perdemos todos; ni Cipriani ni nosotros hemos seguido el ejemplo de Jesucristo.

¿Pudo debatir con Rubio?
No, no ha querido.

¿Y el espíritu democrático?
Propusimos un debate entre las cabezas de lista, y ellos propusieron uno donde estuviesen los candidatos a vicerrectores: eso no es un debate, es una presentación desordenada, pero acá estoy, si quieren debatir voy a donde me convoquen.

¿Por qué debería ser elegido rector de la PUCP?
Porque pretendo realizar un gran cambio. La PUCP se rige por un modelo –educativo y de gestión– que ya llegó a su límite. Nosotros la haremos moderna.

AUTOFICHA

- Soy ingeniero mecánico e hice una maestría en Comunicaciones, ambas en la PUCP. Mi doctorado lo hice en Historia, en la Universidad Pablo de Olavide (España).

- He publicado un libro de relatos y, actualmente, soy presidente de Sedapal. Mi cargo no es a tiempo completo, recibo una dieta.

- He sido dos veces decano de la Facultad de Ingeniería. Acabo de publicar Cambiar la universidad en el Perú: Una contribución a partir de la experiencia E-Quipu.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.