26.ENE Domingo, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

“El pragmático es gerente por pragmático. Se lleva al inspector a su oficina, le cuenta que todos allí trabajan para comer y que una multa significa menos chamba y familias desprotegidas”

El pragmático se sube a un micro para ir a trabajar. Atorado en el tráfico, el pragmático le dice al chofer que se dé la vuelta en U ahí mismo, subiéndose a la berma central. Todos están apurados, falta media cuadrita no más y no hay policía. El chofer le hace caso y, al unísono, todos
los pasajeros gritan: ¡yeee!

El pragmático llega a su trabajo y descubre que hay una inspección. Hoy
revisarán si los trabajadores están en planilla y si se respetan las normas laborales. El pragmático respira aliviado, tiene problemas más graves. Sí, debería tener 10 trabajadores y tiene 20, pero, además, sus computadoras usan partes robadas y software pirateado; tiene cable e Internet ilegales, sus extintores tienen años de vencidos y sus máquinas de trabajo fueron inspeccionadas una sola vez por un amigo suyo que vio un video de máquinas parecidas en Discovery Channel.

El pragmático es gerente por pragmático. Se lleva al inspector a su oficina,
le cuenta que todos allí trabajan para comer y que una multa significa menos
chamba y familias desprotegidas. Todo mientras le alcanza un sobre pidiéndole que le dé una oportunidad más, que regularizará todo y la empresa pagará lo que debe, que ha sido un mal año. Lo mismo con el señor que va a cortar la luz, le da S/10 y que regrese la otra semana. Cuando llega el inspector municipal a mediodía es igual, pero con matiz: “Le tengo que llevar a mi jefe”. Salen dos coimas y un almuerzo. En su casa, el pragmático se da con que su hijo está jalado en matemáticas. El chico no estudiará nada con números, así que con un champancito para el profe pasa. “Sale caro que seas taco, chibolo”, le dice a su hijo sonriendo. En la TV, el ministro
Thorne se defiende. El pragmático grita: “¡A ese que lo saquen por corrupto!”.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.