26.ENE Domingo, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

“He leído en los últimos dos días que todos los medios son iguales que Exitosa. Y no, no es así. Y más bien afirmaciones de ese tipo deberían motivar deslindes y señalamientos editoriales”.

Antes de ayer, un diario mintió demostrada y descaradamente en su titular de portada. Ayer, lejos de ofrecer una disculpa, ya no a los agraviados sino a sus lectores por venderles mentiras, insistió en la falacia y, para ello, utilizó las declaraciones apuradas e irresponsables de varios congresistas que se subieron al carro del apanado a la ministra de Educación sin haber leído la nota ni confirmado si lo que decía dicho diario era cierto. No se trató, pues, como quiso pensar mi vecino –que también ha dirigido un diario–, de un error. Allí hay intereses y agenda.

Seguramente tiene que ver con el anuncio de Sunedu de implementar hasta las últimas consecuencias la Ley Universitaria y su reglamento: las facultades y universidades que no se hayan acreditado sonarán muy pronto. Eso va contra el bolsillo de un montón de gente con representación en el Congreso que pagó campañas y apoyó candidatos para que no les toquen el negocio, que va en detrimento de los estudiantes, por supuesto.

Si alguien piensa que, por señalar esto, uno deja de ver el complot criminal contra los escolares que se cocina en algunas regiones del sur, está delirando, una cosa no quita la otra. Si alguien cree que el golpe de Estado en Venezuela es más importante que vigilar que ciertos medios no nos devuelvan a los 90, tiene un problema serio de perspectiva.

He leído en los últimos dos días que todos los medios son iguales que Exitosa. Y no, no es así. Y más bien afirmaciones de ese tipo deberían motivar deslindes y señalamientos editoriales, porque una cosa es equivocarse y otra, muy distinta, publicar algo que ya sabes que es falso e insistir con ello al día siguiente. Si todos son culpables, nadie lo es.

Permitirse creer semejante cosa es peligrosísimo. De eso está hecha la posverdad.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.