14.AGO Viernes, 2020
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

“El Congreso le perdonó la vida al contralor (…) y el mismo día aparece un audio que, sin demostrar ni sugerir la comisión de ilícito alguno, vuelve a poner los reflectores sobre el Ejecutivo”.

El abogado penalista César Nakazaki escribió en su cuenta de Twitter: “La Contraloría General de la República (CGR) está por encima de la persona que la dirige, de allí que la salida del CGR sea necesaria. / No se tuvo en cuenta el argumento central; Edgar Alarcón integró la CGR que en tres gobiernos no pudo detectar Lava Jato en el Perú. / Empresas brasileñas con prácticas ilegales se apoderan de la gran contratación del Estado y la CGR no vio (esa) ‘ballena’ en el Perú. / Tan grande ceguera exigía que el nuevo CGR no saliera y –ojo– no (sea elegido de entre) un grupo de profesionales que fue indolente, deficiente o complaciente”. En síntesis, en la Contraloría, Alarcón y su gente han sido siempre mantequilla. ¿Qué pasó ahora?

El Congreso le perdonó la vida al contralor –al menos hasta el lunes– y el mismo día aparece un audio que, sin demostrar ni sugerir la comisión de ilícito alguno, vuelve a poner los reflectores sobre el Ejecutivo mientras que Alarcón sigue siendo contralor. ¿Habría tenido dicho audio el mismo impacto si hubiera sido destituido antes de la difusión del audio?

Y mientras el contralor –sospechoso de un montón de cosas y de chuponeador– se va a Paracas por el fin de semana largo, el congresista fujimorista Héctor Becerril exige que el ministro Zavala se presente de inmediato ante el Congreso para explicar qué significa que tres ministros se reúnan con el contralor para rebatirle los argumentos y decirle que cuando emita su informe, con lo que sea que diga en él, por favor sugiera mecanismos de subsanación de las observaciones que realice. Porque eso es todo lo que le dicen los ministros a Alarcón. Es clarísimo.

Y es tan monse el audio que sale cuando –según dicen fuentes fujis– el contralor ya se va a ir. ¿Un regalito de despedida? ¿Para quién?


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.