21.MAY Martes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Hace tiempo el programa Combate denunció a ¡Esto es Guerra!, su competencia, de plagio.

Carlos Carlín,Habla.Babas
ccarlin@peru21.com

Hace tiempo el programa Combate denunció a ¡Esto es Guerra!, su competencia, de plagio. Hoy, EEG denuncia a un canal gringo de querer copiarlos con una versión que, sin duda, será igualita a la que vemos todos los días en televisión. Si no, para qué se han llevado al conductor y a dos de sus más importantes productores y, encima le han zampado el mismo nombre.La producción de EEG – versión local- habla de decepciones y deslealtades, pero ya debería estar enterada que esos principios en televisión, sencillamente, no existen. Allí no hay lugar para otra cosa que no sea la sintonía, las cifras y claro, la plata. Es un negocio como cualquier otro donde se mueve mucha plata. Si no generas utilidades ¡chau lealtades!, si no haces puntos de rating, ¡chau compromisos!, si no haces platita, ¡fuera amistades! No hay cabida para ingenuidades.

Mi humilde recomendación para la producción de EEG es que se relaje. Si ellos hubieran podido hacer lo mismo, ¿no lo hubiesen hecho? Por supuesto que sí. Eso es más fijo que la mirada de Kina bailando perreo. Ese canal gringo no va a ser ingenuo como para exponerse a un papelón internacional. En los negocios el más astuto gana el ‘reality’. Bastante tienen con pensar día tras día en los retos de ‘Cobras’ y ‘Leones’ como para ponerse a llorar a estas alturas sobre inocencias y lealtades. Si no lo tenían claro, ahora ya saben que la televisión ‘sí es guerra’.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.