16.JUL Martes, 2024
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados
Opinión

Mónica Delta,Opina.21
Como sostiene la prestigiosa revista británica The Economist sobre el Perú, estamos en un punto de quiebre donde el crecimiento económico per se ya no alcanza. Debemos dar el salto hacia la modernidad y la única forma es rompiéndole el espinazo a la fragilidad institucional que nos define. Crecer alrededor de 5% mensual no garantiza nada y, si todo sigue igual, el techo nos caerá encima, más temprano que tarde. El sistema que nos rige es proclive a la corrupción y, hoy más que nunca, con todo el dinero que maneja el Estado, es muy peligroso y tentador. Lo que el presidente Humala debe hacer es precisamente concentrarse en liderar una verdadera revolución institucional, comenzando por el respeto a las formas democráticas. No se debe desconcentrar evidenciando tanta molestia frente a un poderoso grupo empresarial periodístico. Él, como gobernante elegido, pasará pronto, mientras que la prensa plural y discrepante permanecerá más allá del 2016. En realidad, debe enfocarse en evitar las polarizaciones y tender puentes, aunque eso parece imposible, dado su perfil. Las elecciones de octubre deberían convertirse en una oportunidad de debate, pero, estoy segura, se volverá a plantear el esquema “decentes” versus “indecentes”, lo que convertirá la batalla electoral en discusiones encarnizadas.

Se viene una eventual candidatura de Villarán a la reelección con el apoyo del gobierno y de Perú Posible, cuyos coqueteos son evidentes. Ellos sienten que representan a los “honestos y morales”. En la otra esquina estarán, probablemente, Castañeda, el Apra y el fujimorismo, que, aunque vayan por separado, serán presentados por sus adversarios como los perversos y corruptos. Así las cosas, no tendrán salida y al final la gente hastiada de la política tradicional buscará a “cualquiera” para que se convierta en autoridad. Una vez más podría ser alguien sin partido, sin experiencia y que busque “aprender”, en el mejor de los casos, con la plata de todos los peruanos. En palabras simples, nos volveremos a fregar.


Si te interesó lo que acabas de leer, recuerda que puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter y puedes suscribirte aquí a nuestro newsletter.